PARA CIPAYOS, LOS EMPRESARIOS URUGUAYOS

Empresarios critican la salida del TISA por pérdida de imagen y de negocios

Septiembre 14, 2015 05:00Consideran que deja mal posicionado a Consideran que deja mal posicionado a Uruguay. Algunos piensan mudar su base de operaciones en la región a países que participen del acuerdo

“El TISA no existe. Salir no va a impactar ni positivo ni negativo”, sentenció el presidente Tabaré Vázquez en la Expo Prado el pasado jueves, en referencia al acuerdo global de servicios que actualmente negocian 50 países del mundo y del que Uruguay se bajó por decisión del Plenario del Frente Amplio. Esa definición generó la crítica de los empresarios, para quienes la medida tendrá efecto negativo en la imagen del país y, al desaprovechar la oportunidad, se cerrarán mercados.

El presidente y fundador de Zonamerica, Orlando Dovat, fue uno de los más críticos al escribir en su cuenta de la red social Twitter: “TISA. Entonces, ¿por qué esta irracional posición de la izquierda suicida y recalcitrante? ¿Es en defensa del empleo?”. Dovat dijo luego a El Observador que, aunque las consecuencias de esta decisión se podrán ver “recién en el mediano y largo plazo”, Zonamerica al igual que otras zonas francas se verá afectada porque “levanta una visión negativa del país, especialmente porque esta decisión tiene olor a sindicato o a izquierdas radicales, y a ninguna empresa le gusta meterse en un país gobernado por los sindicatos”.

De hecho, la negativa al TISA fue impulsado por el PIT-CNT y la mayoría de los sectores del Frente Amplio, en particular por el MPP, el Partido Comunista, el Partido Socialista y la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic.

Por su parte, para el director del Estudio Luis E. Lecueder –que administra el Montevideo Shopping, Tres Cruces, Nuevocentro Shopping y Portones Shopping en Montevideo, Salto Shopping, Mercedes Terminal Shopping, Colonia Shopping y próximamente la nueva terminal de Paysandú–, Carlos Lecueder, “es un gran papelón” retirarse de las negociaciones y muestra una “total desconfianza en los que están negociando”.

Además, el empresario alertó que “se corre un gran riesgo de perjudicar al sector más dinámico de la economía que ocupa la mayor cantidad de mano de obra”.

En ese sentido, según dijo el socio del estudio Ferrere, Gabriel Oddone, en una conferencia organizada por la Academia Nacional de Economía, era importante participar en la negociación del TISA porque significaba “estar en el mundo”. A modo de ejemplo dijo que los servicios son 50% del Producto Interno Bruto (PIB) y 26% de las exportaciones.

Por su parte, el socio director del Estudio Jiménez de Aréchaga, Viana + Brause, Fernando Jiménez de Aréchaga, dijo tener “miedo” de que Uruguay “pierda credibilidad como destino posible para eventuales inversores extranjeras”. Es que, según apuntó, “muchos de los capitales que se instalaron en el país lo hicieron porque tienen una concepción como país serio, respetuoso del derecho de la cual no gozan el resto de los países de Latinoamérica”, una “seña de identidad” que se perdería por la forma en la que el país se retiró de la negociación.

El estudio que lidera Jiménez de Aréchaga da asesoría legal a quienes exportan servicios, por lo que dijo que una decisión como la tomada por el gobierno de Vázquez los “afecta indirectamente”.

Mercados que se cierran

Jiménez de Aréchaga opinó que, si bien el haberse retirado de la negociaciones del TISA no tiene consecuencias a corto plazo, “genera temor por lo que puede pasar en el futuro”, porque aquellos que exportan a los países que forman parte del acuerdo pueden ser desplazados por aquellos que exportan desde países socios.

Además, el profesional apuntó que “este es el peor momento para que Uruguay se juegue su comercio a la prestación de servicio regionales”, porque “Argentina y Brasil están mal económicamente”.

En tanto, Oddone dijo que la exportación de servicios desde los países que formen parte del acuerdo será “mucho más conveniente” que hacerlo desde Uruguay. El economista expresó que actualmente evalúan mudar la base de exportación de su estudio a Paraguay, país que junto con Colombia, Perú, Chile y Costa Rica son los únicos que participan de la región. “En una empresa como la mía (Ferrere) instalada en Ecuador, Paraguay y Bolivia, ¿dónde les parece que estamos pensando que nos conviene asentar las exportaciones de servicios a terceros países? ¿En uno que no está participando en las negociaciones de TISA o en el que potencialmente sí?”, preguntó.

Asimismo, la directora de la agencia de publicidad Lussich Advertising, Patricia Lussich, dijo que la falta de acuerdos para la exportación de servicios hace que las agencias de publicidad pierdan competitividad. Su agencia exporta servicios publicitarios para su cliente McDonald’s para el cual desarrolla sus campañas regionales.

El director de la empresa logística Costa Oriental, Juan Opertti, lamentó que Uruguay se haya retirado de las negociaciones porque, según dijo, pudo haber aprendido de los países más desarrollados en la exportación de servicios e incluso hacer contactos para posicionar las empresas nacionales. Opertti afirmó: “Uruguay perdió la oportunidad de estar con los mejores de la clase y presentarse internacionalmente como un exportador de servicios”.

Piden que se revea posición frente al TISA

La decisión del gobierno de retirarse de las negociaciones por el tratado que libera el comercio de servicios (TISA) levantó crítica unánime de las cámaras empresariales. La Cámara de Comercio, por ejemplo, dijo en un comunicado que esta definición fue tomada “a base de información no veraz y/o incorrecta”, y solicitó que el gobierno revea su postura.

“Es clave que en lugar de retirarnos de las negociaciones de manera definitiva, se pida un tiempo para estudiar el tema con todos los actores involucrados a nivel social”, propuso la Cámara de Comercio y Servicios en un comunicado publicado el martes.

Por su parte, el presidente de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), Carlos Caetano, dijo a través de otro comunicado que esa industria sufrirá “pérdida de competitividad” en los mercados que actualmente negocian el TISA y que canalizan más de 70% de las exportaciones uruguayas de servicios y 70,3% de las ventas en el exterior de la industria TIC local.

Por su parte, el directivo de CUTI, Marcelo Montado, dijo en El Observador TV que la resolución es preocupante para la gremial ya que el retiro de la negociación significará un “golpe a la imagen de credibilidad del país” en el ámbito internacional.

“Cuando uno sale a vender software, tiene que vender imagen y credibilidad. Es un intangible como pocos. Encima de esta complejidad, que es difícil de entender al cliente normalmente, uno tiene que construir confianza y este tipo de acciones la socavan”, señaló el directivo. Y agregó: “Habrá que revolver un poco para contrarrestar ese tipo de imagen”.

En su opinión, al retirarse de las negociaciones del TISA, Uruguay pierde la oportunidad de “estar atentos a lo que estaba sucediendo y negociando”, ya que “con nosotros o sin nosotros lo van a hacer igual”.

Por su parte, la Cámara de Industrias del Uruguay transmitió en un comunicado que la decisión “significa un retroceso y una contradicción con la política de búsqueda de la diversificación de la oferta exportable anunciada desde el Poder Ejecutivo y que esta Cámara comparte plenamente”.

En una conferencia organizada por el estudio Posadas, Posadas & Vecino, el canciller Rodolfo Nin Novoa hizo referencia a esa “incoherencia” al decir: “Hay una contradicción casi esquizofrénica: queremos salir a conquistar mercados pero no abrimos nada”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s