21 países abogan por limitar el espionaje de EE.UU.

ternacional  

Alemania envía a Washington a los jefes de Inteligencia por el espionaje a Merkel

Es muy posible que los responsables visiten la Casa Blanca y la Agencia de Seguridad Nacional

4 comentarios

  AFP

Hasta 21 países abogan por limitar el espionaje de EE.UU.

Liderados por Alemania y Brasil, promueven un borrador de resolución en la ONU para poner coto a la NSA

Anuncios

Las 10 reglas de la argumentación y 13 tipos de falacias argumentativas

Enviado por Manuel Gross el 30/11/2010 a las 12:08
Manuel Gross

 

dialogo_actual.jpgPor Profesor Ramón Moraga

 

Las falacias o falsas argumentaciones son errores que infringen las reglas del buen comportamiento del acto argumentativo; se trata de inferencias que no son válidas, pero que cuya forma recuerda a las de las argumentaciones válidas. Son argumentos que no tienen relación con las tesis puestas en discusión y se los utiliza en las argumentaciones cotidianas: insultar a alguien, amenazarlo, tratarlo de incompetente; pueden servir, además, para obligar al interlocutor a aceptar la validez de una tesis inconsistente.

 

Tell a Friend

 

Algunas falacias afectan al aspecto lingüístico propiamente tal, como ambigüedad, incomprensibilidad de los enunciados, ausencia de significados tras enunciados aparentemente significativos; otras se basan en la manipulación de los hechos.

 

Reglas para una argumentación ideal

 

Según Lo Cascio, Van Eemeren y Grootendorst postulan una tipología de las falacias, presentándolas como infracciones a ciertas reglas en las que debe basarse toda buena argumentación. Según estos autores, es importante considerar estas prescripciones de comportamiento argumentativo correcto para así poder valorar la estructura y validez de los argumentos.  

 

Las diez reglas consideradas por estos autores son las siguientes:

 

1. Las partes involucradas en la disputa no deben crearse impedimentos recíprocamente.

2. Una persona que expresa una opinión debe estar dispuesta a defenderla si se lo piden.

3. Un ataque a una argumentación debe centrarse en la tesis que ha anunciado el protagonista, sin desviar el discurso, sin presentar la tesis de forma diferente y sin actuar de forma que se le atribuya al antagonista una tesis diferente de la que sostiene.

4. Una tesis debe defenderse solo con argumentos relacionados con ella y que no tengan imbricaciones con otra.

5. Una persona debe aceptar las consecuencias y la existencia de las premisas que deja implícitas y, en consecuencia, debe aceptar que se le ataque en terreno de éstas.

6. Una tesis puede considerarse defendida de forma adecuada si se basa en argumentos pertenecientes a un punto de partida común.

7. Una tesis puede considerarse defendida de forma adecuada si la defensa se desarrolla con el uso de argumentos que reflejan y respetan la praxis y el esquema argumentativo comúnmente aceptados.

8. Los argumentos usados en una discusión deben ser o haberse vuelto válidos, haciendo explícitas algunas de las premisas que quedaban implícitas.

9. Una defensa perdedora debe tener como consecuencia que el sujeto argumentante acepte cambiar su posición, mientras que una defensa vencedora debe tener por consecuencia que el antagonista cambie su posición y retire sus dudas sobre la tesis defendida por el sujeto argumentante.

10. La formulación de la tesis, de las posiciones recíprocas y de los argumentos debe ser lo más clara y comprensible posible.

 

Otros criterios para evaluar la argumentación

 

A. Blair y R. H. Johnson, dos teóricos de la argumentación, propusieron tres criterios para evaluar si una argumentación es o no defectuosa: aceptabilidad, relevancia y suficiencia. Estos serán definidos a continuación:

 

Aceptabilidad: los argumentos deben ser “creíbles”, es decir, tienen que ser fácilmente aceptados por la audiencia o estar basados en evidencia sólida.

Relevancia: los argumentos deben ser coherentes con el punto de vista, por ejemplo, no puedo decir “El amor es bello porque las esculturas del dios Eros son bellas”, en este caso ¿qué relación tiene la belleza de una escultura (aunque sea de Eros, dios del amor) con la caracterización de un sentimiento? En el ejemplo, el argumento “porque las esculturas del dios Eros son bellas” no es relevante para fundamentar el punto de vista “El amor es bello”.

Suficiencia: el número de argumentos debe ser suficiente para defender el punto de vista. Como la argumentación tiene carácter dialógico, el número de argumentos “suficientes” va a depender de la situación de enunciación: si con un argumento se convence al oponente, un argumento será suficiente, pero si el oponente lo refuta, es necesario dar más. (todos los que sean necesarios).

 

El no cumplir con alguno de estos criterios lleva a cometer falacias.

 

Clasificación de las falacias

 

Como hemos visto, las falacias son razonamientos erróneos o falsos, puede incurrirse en ellos por ignorancia o voluntariamente, como un modo de convencer mediante la razón. Las falacias pueden clasificarse de la siguiente manera:

 

1. A- Descalificación: desacreditar un argumento, descalificando a la persona que lo formula

 

A.1.Ataque personal directo (Ad Hominem-Ofensivo): descalificar la personalidad del oponente. Ej”No debemos escuchar lo que él propone, todos sabemos que es homosexual”. La opción sexual de una persona no afecta en nada su credibilidad y no tiene relación alguna con la aceptabilidad de un punto de vista.

 

A.2. Ataque personal indirecto (Circunstancial): descalificar a una persona en virtud de las situaciones especiales en que se encuentra. “es lógico que va a estar en desacuerdo con que se elimine la participación de los alumnos en el directorio del colegio, si es un alumno”. Lo que se hace aquí es argumentar apoyándose en las condiciones en que se encuentra la persona y no en los argumentos que da en defensa de su punto de vista. Siempre es posible que alguien tenga “intereses creados”, pero para evaluar una argumentación debemos centrarnos en la calidad de sus razones y no en otros aspectos imposibles de evaluar objetivamente.

 

A.3. Envenenar el pozo: descalificamos directamente al oponente antes de que emita su opinión, de tal forma que su defensa se vuelve imposible. No se quiere dejar agua para cuando llegue el contrincante. Pretende negar que esté calificado para que dé una opinión. Por ejemplo: “no debemos aceptar el punto de vista del periodista. Es sabido que los periodistas tergiversan las noticias de acuerdo con la conveniencia del medio al cual representan”.  Lo que aquí se señala es que quién sostiene el punto de vista es un “mentiroso”, con lo que anulamos cualquier posibilidad de aceptar lo que se dice. Lo que se hace es atacar a la persona (además basado en una generalización) en vez de mostrar las debilidades de su argumentación.

 

2. B- Apelar a la ignorancia (ad ignorantiam):

 

Consiste en defender la verdad o falsedad de un enunciado basándose en la idea de que nadie ha probado lo contrario. Ejemplo: “los extraterrestres existen porque nadie ha probado lo contrario”.

 

3. C- Apelar a la autoridad:

 

Constituye una falacia cuando se tergiversa la intención de las palabras o se cita a un personaje que no tiene nada que ver con el asunto tratado o con esa esfera del conocimiento.

 

C.1 A la autoridad de una persona: se utiliza el prestigio de una persona conocida o famosa. Ejemplo: “esta dieta es muy saludable. Lo dice nicole kidman”. Nicole Kidman puede verse saludable (y bella), pero no es una entendida en nutrición.

 

C.2. Al consenso (ad populum): apelar a la opinión de las mayorías. Por ejemplo: “la mayoría de las personas está de acuerdo con un toque de queda para adolescentes, por lo tanto debe ser impuesto legalmente”. El que la mayoría tenga una determinada opinión, no hace que esa opinión sea la más razonable.

 

4. D. Apelar a la misericordia(ad misericordiam):

 

En reemplazo de razones que apoyan la tesis, se apela a la bondad de la persona. Consiste en apelar a la piedad para lograr el asentimiento cuando se carece de argumentos. Trata de forzar al adversario jugando con su compasión (o la del público), no para complementar las razones de una opinión, sino para sustituirlas. Ejemplo: “sin embargo, el presidente lagos y sus ministros no vacilan en aplicar sus recetas a expensas de empeorar la situación de los más pobres (se recurre a los sentimientos)

 

5. E. Apelar al temor (ad baculum):

 

Se hacen uso de amenazas o amedrentamientos de forma implícita. Por ejemplo: “creo que nadie estará en desacuerdo conmigo. ¿o piensan que no debo aprobarlos en el examen”. Dicho por un profesor, es más una amenaza que un argumento.

 

6. F. Pregunta Compleja:

 

Implica formular preguntas que suponen la aceptación de una información previa. Ejemplo: ¿cómo hace usted para evadir los impuestos? En la pregunta se da por hecho que la persona evade impuestos, sin corroborar que realmente lo hace.

 

7. G. Accidente y accidente inverso: Utilización incorrecta del los modos de razonamientos deductivos e inductivos.

 

G1. Regla general para caso particular: Obedece a la idea de deducir impropiamente una aplicación de una regla general a un caso particular que no se ajusta a ella. Ejemplo: “todas las aves tienen plumas. El pingüino no tiene plumas. El pingüino no es ave.”

 

G.2. Generalización apresurada: Consiste en utilizar incorrectamente el razonamiento inductivo, enunciando una regla general a partir de las excepciones. Ejemplo: “pedro es un gran conquistador y es tartamudo. Todos los tartamudos son grandes conquistadores”.

 

8. H. Causa falsa (Non causa pro causa):

 

Consiste en establecer como causa de un hecho aquello que lo precede inmediatamente en el tiempo. Ejemplo: “el viernes me internaron en el hospital, el sábado mi perro enfermó y el domingo murió. Mi perro murio de pena porque yo no estaba con él”.

 

9. I. Petición de principios (Petitio principi –tautología- circularidad):

 

Argumentamos a favor de nuestro punto de vista, entregando una razón que es equivalente a este. En otras palabras, uso los mismos principios que se tratan de fundamentar. Ejemplo: “es imposible que ana me ame, porque es algo que no puede ocurrir”.

 

10. J. Premisa contradictoria (Ignorantio elenchi):

 

Una afirmación usada como apoyo es incompatible con lo que se afirma en otra expresión, también usada como apoyo. Ejemplo: “Yo creo que los alumnos tienen derecho a elegir libremente a sus representantes para el centro de alumnos; ya que es algo que solo los estudiantes pueden decidir. Pero, naturalmente, yo estoy de acuerdo con el reglamento establecido por el director del colegio, en el sentido de que para participar solo deben ser escogidos los alumnos más aplicados”.

 

11. K. Equivoco:

 

Consiste en utilizar una palabra o frase con distintos sentidos dentro de un mismo razonamiento, lo que genera obviamente conclusiones falsas. Ejemplo: “la muerte es el fin (término) de la vida, por lo tanto, toda vida debe tener como fin (objetivo) la muerte”.

 

12. L. Ambigüedad (Anfibología):

 

Aparece cuando se argumenta a partir de premisas cuya formulación es ambigua o confusa debido a una redacción descuidada. La premisa es falsa en un sentido y en otro no. Esto ocurre especialmente en los titulares de los diarios, donde por razones de estilo o para lograr mayor sensacionalismo, se incurre en ambigüedades como:”abuelita asesina delincuente”.

 

13. M. Falsa analogía:

 

Comparar situaciones diferentes como si se tratara de la misma. Ejemplo: “¡por qué los estudiantes no podemos consultar los libros mientras rendimos los examenes? Los médicos consultan sus libros para recetar algún medicamento y los abogados, los códigos para preparar su defensa”

 

 

Extraído de:

Instituto Nacional “José Miguel Carrera”. Lengua Castellana y Comunicación. Tercero Medio

Profesor Ramón Moraga. Unidad I: Argumentación. “Argumentación ideal y falacias”

http://www.scribd.com/doc/17547111/Modulo-3-argumentacion-falacias

 

……………………………….

 

Fuente: Instituto Nacional “José Miguel Carrera”, Tercero H 2009  

Imagen: Diálogo actual

Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México,

 

Ana Esther Ceceña *

 

Ana E. CeceñaEl ataque a Sucumbíos en marzo 2008 marcó el inicio de un nuevo ciclo dentro de la estrategia estadounidense de control de su espacio vital: el Continente americano.

 

Era el momento de creación de plataformas regionales de ataque bajo el velo de la guerra preventiva contra el terrorismo. Pero si en Palestina y el Medio Oriente había ya costumbre de recibir las ofensivas del Pentágono aderezadas con los propósitos particulares de Israel, en América no había ocurrido un ataque unilateral de un Estado a otro “en defensa de su seguridad nacional”.

 

El ataque perfiló las primeras líneas de una política de Estado que no se modificó con el cambio de gobierno (de Bush a Obama) sino que se adecuó a los tiempos de la política continental que, en esa ocasión, dio lugar a un airoso reclamo de Ecuador, secundado por la mayoría de los Presidentes de la región en la reunión de Santo Domingo.

 

Prudentemente se detuvo esta escalada militar para bajar las tensiones y dar paso al cambio de gobierno en Estados Unidos pero la necesidad de detener el crecimiento del ALBA y la búsqueda de caminos seguros para intervenir en la región, sobre todo frente a Venezuela, Ecuador y Bolivia, llevó nuevamente a Estados Unidos a involucrarse en proyectos desestabilizadores o directamente militaristas.

 

El golpe de Estado en Honduras, uno de los eslabones más frágiles del ALBA, conducido por un militar hondureño formado en la Escuela de las Américas, tramado en vinculación con la base de Palmerola, consultado con el personal de la Embajada norteamericana y asumido por la oligarquía hondureña –que si existe es por el auspicio de los intereses norteamericanos que requieren parapetarse en socios locales-, es el primer operativo de relanzamiento de esa escalada.

 

Mal precedente el de un gobernante legítimo, derrocado por un golpe espurio, que termina siendo acusado de violar la Constitución y por ese subterfugio es equiparado con el gobierno de los golpistas. Tan defensor como violador de la Constitución es uno como el otro en el esquema de diálogo que se impuso después del golpe.

 

Buen precedente el de un pueblo que se moviliza por el restablecimiento de la constitucionalidad y en contra de un golpe de Estado y de la militarización renovada que recuerda situaciones de un pasado cercano.

 

No obstante, el golpe en Honduras sólo anuncia lo que se vislumbra para esos gobiernos que han osado desafiar al imperio y que no cesan de ser acosados. Honduras resultó atropellado en una búsqueda por alcanzar objetivos de mayor importancia geoestratégica: Venezuela, Ecuador y Bolivia.

 

Mientras la nebulosa levantada por Honduras desvió la mirada, se volvieron a desatar los montajes para acusar de cómplices de las FARC –catalogadas como grupo terrorista en las listas del Pentágono-, a los Presidentes de Venezuela y Ecuador; y se revive un viejo acuerdo entre Colombia y Estados Unidos que otorga inmunidad a las tropas estadounidenses en suelo colombiano y permite la instalación de 7 bases militares norteamericanas que se suman a las seis ya reconocidas por el Pentágono en su Base

 

structure report, sancionado por el Congreso.

 

Honduras constituyó el elemento desencadenador o, mejor, con todo y su gravedad, la cortina de humo que dio paso a la reactivación del proyecto interrumpido después del ataque a Sucumbíos: el establecimiento de una sede regional de la llamada guerra preventiva en América, justo al lado del Canal de Panamá y en la entrada misma de la cuenca amazónica pero, lo más importante en términos estratégicos coyunturales, en las fronteras de los procesos incómodos para los grandes poderes mundiales liderados por Estados Unidos.

Está en curso un proyecto de recolonización y disciplinamiento del Continente completo. Con la anuencia y hasta entusiasmo de las oligarquías locales, con la coparticipación de los grupos de ultraderecha instalados en algunos gobiernos de la región, se construye en América Latina mucho más que un nuevo Israel, desde donde el radio de acción se debe medir con las distancias que los aviones de guerra y monitoreo alcanzan en un solo vuelo, sin necesidad de cargar combustible; o con los tiempos de llegada a los objetivos circunstanciales, que son muy reducidos desde las posiciones colombianas; o con la capacidad de respuesta rápida ante contingencias en las principales ciudades de los alrededores: Quito, Caracas y La Paz; o con la seguridad económica que les da establecerse al lado de la franja petrolera del Orinoco, equivalente a los yacimientos de Arabia Saudí, al lado del río Amazonas, principal caudal superficial de agua dulce del Continente, al lado de los mayores yacimientos de biodiversidad del planeta, frente a

Brasil y con posibilidades de aplicar la técnica del yunque y el martillo, contando con la cooperación de Perú, a cualquiera de los tres países que en Sudamérica han osado desafiar al hegemón.

Si bien Honduras muestra claramente los límites de la democracia dentro del capitalismo, el trasfondo de Honduras, con el proyecto de instalación de nuevas bases en Colombia y la inmunidad de las tropas estadounidenses en suelo colombiano, convertiría a ese país en su totalidad en una locación del ejército de Estados Unidos que pone en riesgo la capacidad soberana de autodeterminación de los pueblos y los países de la región.

Las acciones de este enclave militar en América del Sur se dirigirán a los Estados enemigos o a los Estados fallidos, que, de acuerdo con las nuevas normas impulsadas por Estados Unidos, pueden ser históricamente fallidos o devenir, casi instantáneamente, Estados fallidos “por colapso”. Cualquier contingencia puede convertir a un país en un Estado fallido y, por ello, susceptible de ser intervenido. Y entre las contingencias están las relaciones de sus gobernantes con algún grupo calificado como terrorista. Es ahí que se explica la insistencia por acusar a los presidentes Chávez y Correa de mantener vínculos de colaboración con las FARC.

Una vez decretado el Estado fallido la intervención puede realizarse desde Colombia, que ya estará equipada para avanzar sobre sus vecinos.

500 años después, los habitantes de América Latina tenemos que seguir deteniendo el saqueo, la colonización y las imposiciones de todo tipo, pero si no paramos la militarización y el asentamiento de las tropas de Estados Unidos en Colombia las luchas de los últimos 500 años habrían sido en vano.

Nuevamente, como en los viejos tiempos, cobra un sentido profundo la consigna: Yankies, go home!

Noticias de Ana Esther Ceceña – Perú 21

    1. Ana Esther Ceceña: “América Latina preserva todavía la rabia de la

      18/10/2010 – Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, asegura que América Economista, adscrita al Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Directora de su Instituto de Estudios Geopolíticos, miembro del grupo de 

    2. Ana Esther Ceceña – Vicepresidencia del Estado

      Ana Esther Ceceña. Doctora en Relaciones Eco- nómicas Internacionales por la Universidad de París I – Sorbona, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, coordinadora del grupo de trabajo 

    3. Control del territorio en América Latina un continente bajo amenaza

      del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, adscrita al Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ponencia de Ana Esther Ceceña del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, México, …. Nacional Autónoma de México (UNAM), coordinadora del Observatorio 

    4. Hegemonía, emancipaciones y políticas de seguridad en América

      democraciaglobal.com/index.php?fp_verpub=true&idpub=406

      Ana Esther Ceceña es doctora en Relaciones Económicas Internacionales por I-Sorbona; coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica; miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de CLACSO; y profesora del Posgrado de Estudios Latinoamericanos (UNAM).

    5. Ceceña, Ana Esther | Herramienta

      Ceceña, Ana Esther. Economista Economista, integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM. Su área de especialización es el estudio de la “Hegemonía económica mundial”. Coordinadora Ana Esther. Observatorio Latinoamericano de Geopolítica[1].

    6. Pistas y desafíos en la geopolítica latinoamericana – América Latina

      alainet.org/active/62613&lang=es

      29/12/2012 – Ana Esther Ceceña …. Autónoma de México (UNAM) y coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica www.geopolitica.ws.

    7. una entrevista con Ana Esther Ceceña – Con Nuestra América

      connuestraamerica.blogspot.com/…/militarizacion-en-america-latina-una….

      08/02/2009 – Militarización en América Latina: una entrevista con Ana Esther Ceceña Sin embargo, la geopolítica nos dice que aún no hemos derrotado al imperio. miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM (México) y Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, quien 

    8. Rebelion. “Venezuela hoy es el epicentro de la modificación del

      27/09/2012 – Las elecciones venezolanas vistas por Ana Esther Ceceña, economista mexicana, investigadora en el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM y la profesora de la Universidad Autónoma de México, “cuando son Según la investigadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica 

    9. Medios y colonización – impresa | Perú 21

      peru21.pe › PortadaImpresaMedios y colonización

      hace 13 horas – Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, afirma: “Con respecto a la militarización de los últimos tiempos, la batalla más importante la están ganando los poderosos 

    10. EDH – En Defensa de la Humanidad

      Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de al Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Directora de su Instituto de Estudios Geopolíticos, miembro del 

    peru21.pe/noticias-de-anaesthercecena-102194?href=nota_tag

    Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, afirma: “Con respecto a la militarización de los últimos 

  1. [DOC]

    Ceceña Ana Esther, estrategias-de-dominacion-en-america-latina

    clasefazio.files.wordpress.com/…/estrategias-de-dominacion-en-america-l…

    CLACSO y Universidad Nacional Autónoma de México y legitimar la visión guerrera de las relaciones sociales y las políticas que la acompañan (Ceceña, 2004). ….. [1] Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica en el Instituto de Investigaciones Económicas en la Universidad Nacional Autónoma de 

  2. Lima: Jornadas contra la Criminalización en un Contexto – Nodo 50

    17/09/2008 – Ponentes: Ana Esther Ceceña, Jaris Mujica, Guillermo Nugent y Rocío Silva Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica; miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de profesora del Posgrado de Estudios Latinoamericanos (UNAM).

  3. medios y colonización en Noticias | Buscamás

    buscamas.pe/medios+y+colonización

    Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, afirma: “Con respecto a la militarización de los últimos 

  4. Fin – EDH – En Defensa de la Humanidad

    18/10/2010 – Entrevista a Ana Esther Ceceña Coordinadora Capítulo México Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica: Economista, adscrita al Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Directora de su Instituto de 

  5. comunidad_educativa_loretana : Mensaje: Militarización y las

    espanol.groups.yahoo.com/group/comunidad_educativa_loretana/…/879
    05/09/2008 – 1 publicación

    Ana Esther Ceceña es doctora en Relaciones Económicas Internacionales por la de Paris I – Sorbona; Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica; miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México; coordinadora del grupo de 

  6. Cuba ante los desafíos y riesgos del siglo XXI – Rcci.net

    rcci.net/globalizacion/2011/fg1200.htm

    Ana Esther Ceceña *. Geopolítica. Observatorio Latinoamericano de Geopolítica …. Ana Esther Ceceña, economista mexicana, es investigadora en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica www.

  7. Aún construimos utopías – Radio Reloj

    25/10/2010 – La mexicana Ana Esther Ceceña está convencida de que el futuro de Economista y Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, esta mujer de de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y directora de su Instituto de Estudios Geopolíticos.

  8. Pespectivas del “Buen Vivir” – Building dialogues in the Americas

    ica2012.univie.ac.at/index.php?id=123784&L=12

    Ana Esther Ceceña, Universidad Nacional Autónoma de México titular del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ceceña es directora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica Anteriormente, ha sido coordinadora del grupo de trabajo Hegemonías y 

  9. Hablemos de geopolitica con Ana E. Ceceña – El Rincón de Anahí

    http://www.elrincondeanahi.com.ar/…/hablemos-de-geopolitica-2-con-aececen

    31/08/2009 – Entrevista a Ana Esther Ceceña I – Sorbona, miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM (México) y Coordinadora del ..