Buzzz, Buzzz ¿y la vida privada qué?

Todo muy lindo muy simpático, pero en el primer día de uso me doy cuenta que puedo seguir el “buzz” de cualquiera en mi directorio y no es necesario pedirle permiso. Hummmm. Quiere decir que cualquiera que me tenga en su directorio, o me ponga en un SPAMM,  le da acceso a mi información a todos los que tiene en el suyo…Tres veces Hummmmm.

Dibujo de la tapa de presentación applicativ Buzz de Google
Dibujo de la tapa de presentación applicativ Buzz de Google

También todo el mundo sabe que estoy ¿buzzeando? …mas hummm.

El nuevo servicio « social » que lanzó Google hace apenas dos días, despertó la curiosidad  de los “Internet ambulos”. Recordemos que este servicio es un privilegio por utilizar una cuenta de correo Gmail.  El lanzamiento y el marketing estuvieron muy bien realizados. De inmediato amigos, conocidos y no pocos no conocidos se pusieron a activar la aplicación en cuando estaba disponible. Bien por ellos.

En materia de vida privada todo mal.  A su lado, Facebook es un baby de pecho.

Explique pues maestro !!!: cuando usted lanza por primera vez el Google no hay formulario o preferencias que llenar para afinar el aplicativo. Usted “sigue” automaticamente a todo sus contactos en Gmail (prioritariamente los contactos con los que chatea o tiene relación frecuente). Hasta ahí, gracias Google, todo bien…Pero al aceptar esta situación inocentemente en la lista de todos sus contactos, sus datos personales aparecen publicados en la lista de TODOS sus contactos, a la vista y a disposición de todos los contactos y así hasta el infinito… Viral…hummm es una pandemia global señora ministra. Es como Twitter al principio. Buzzz, Buzzz ¿y la vida privada qué? Por lo menos pregunten, pues.
Otras críticas que he leído por allí mencionan la geolocalización sin permiso cuando se usa desde un celular.  En el “Guardian” aparecen diversas observaciones que aparecen en la red (aprovechando para burlarse un poco de GoogleWave que parece no haber prosperado). Citan la opinión mucho mas negativa del especialista Dave Winer, que escribe :« el usuario no tiene la posibilidad de elegir. Se encuentra inscrito de oficio y para poder dejar de estarlo la opción esta escondida. Mas severo aún es el juicio de la Fundación Australiena por la vida Privada,que subraya algunas fallas del sistema diciendo que la divulgación de datos personales, sin el acuerdo del usuario, es probablemente ilegal. Se espera la reacción de Google sobre el tema, indicando desde ahora que cualquier usuario tiene capacidad de bloquear a cualquier contacto. ¿Pero se trata sólo de eso ?

Para modificar sus opciones de Google Buzz, o desactivarlas, debe ir al final de su página de recepción:

Filtro en Gmail para no recibir mensajes de Buzz en el Inbox

Por Inti Acevedo tomado de alt1040

1.- Click en Create a Filter.

2.- En Subject escribe Buzz.
3.- Click en Next Step.

4.- Chequea los cuadros “Skip the Inbox”.
5.- Crea una nueva etiqueta o label llamada Buzzito (o cómo quieras ponerle).
6.- Chequea también “Also apply filter to…” al lado del boton de crear un filtro.
7.- Click en Create a Filter.

8.- Listo! Tienes tu buzón de entrada libre de los mensajes de Buzz.

Anuncios

Mundo virtual y eGov LEGO

Por José Soriano

Poner el rasti o el lego en la cosntrucción social es posible, sobre todo en softwarePara navegar y sobre todo administrar en esta sociedad líquida, instantánea, es necesario construir un barquito con los ladrillitos RASTI, o LEGO con los que jugamos cuando chicos. Una sociedad de modulitos encastrables y reutilizables que activen la participación real de todos los actores en la construcción social.
Servicios instantáneos, múltiples, cercanos a la realidad de una web semántica son el reclamo constante en una sociedad multiforme y ahogada por la hipercomunicación de pensamiento único.
Mientras en la Argentina y en la mayoría de los países de la región se sigue tratando de RE-INVENTAR el agua tibia, en el mundo los gobiernos desarrollan el concepto de “gobierno plataforma”, catalizador del diálogo y participación, donde todos los actores pueden aportar un ladrillo en la construcción social (ciudadanos, funcionarios, empresarios, sociedad civil, etc).
Mientras aquí seguimos discutiendo pomposamente la “interoperabilidad”, la “seguridad bunker”, sin incorporar los estándares internacionales e ignorando el estado del arte, en el mundo se incorpora a la acción de gobierno a todos los ciudadanos y sobre todo a los empresarios y comunidades de software.
Con acciones de simple comprensión política en minutos las comunidades pueden desarrollar aplicativos de gran utilidad social y de gobierno sin que esto le cueste un centavo al erario público. Sigue leyendo “Mundo virtual y eGov LEGO”