"¡MENTIRA! ¡MENTIRA! ¡NO TIENE PERDON!"

gelmanPor Juan Gelman |*|

Es un verso del tango “Mentira”, que Celedonio Flores y Francisco Pracánico compusieron en 1932. Carlos Gardel lo cantaba sin falsa emoción y sin el teatro que propinan hoy algunos tangueros. Se trata, claro, de un hombre que apostrofa a la mujer que lo engañaba y no por eso se privaba de llorar de amor en sus brazos. La frase es desde entonces, y aun antes, aplicable a numerosos políticos y gobiernos del mundo. Por ejemplo, al gobierno israelí y a su primer ministro, Ehud Olmert. Sigue leyendo “"¡MENTIRA! ¡MENTIRA! ¡NO TIENE PERDON!"”

“¡MENTIRA! ¡MENTIRA! ¡NO TIENE PERDON!”

gelmanPor Juan Gelman |*|

Es un verso del tango “Mentira”, que Celedonio Flores y Francisco Pracánico compusieron en 1932. Carlos Gardel lo cantaba sin falsa emoción y sin el teatro que propinan hoy algunos tangueros. Se trata, claro, de un hombre que apostrofa a la mujer que lo engañaba y no por eso se privaba de llorar de amor en sus brazos. La frase es desde entonces, y aun antes, aplicable a numerosos políticos y gobiernos del mundo. Por ejemplo, al gobierno israelí y a su primer ministro, Ehud Olmert. Sigue leyendo ““¡MENTIRA! ¡MENTIRA! ¡NO TIENE PERDON!””