Arriba, siempre arriba

La alegría y el placer de escuchar la naturaleza alrededor, en paz, es incomparable.

Yo, por fin de regreso, cociné para la familia y luego de la siesta, merecida, salimos a remontar barriletes en familia, con mi hijo, Laura, con Milo, mi nieto y su pequeña tía de cuatro años la preciosa Anahí.

Frente al río logramos encadenar tres, uniendolos y llevándolos arriba, siempre arriba…

Un momento maravilloso en que la pasamos disfrutando en familia  y mirando juntos la inmensidad mientras nuestras cometas-como le decimos en Perú- bailaban marcando el compás de ese momento de alegría en familia.

Que tenga un buen principio de semana.
fraterno
js

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s