Pintó el arrebato: no, pancho, yo tengo techo, lo que no tengo es parede.

En la Argentina, como en todos lados a decir verdad, los funcionarios de cuarta intentan marcar su importancia haciendo esperar. Me pasa hasta con mis amigos cercanos. Gracias a estos tiempos perdidos puedo leer o encontrar sorpresas o fantásticos descubrimientos. Hoy a sido el turno de un poeta antiautoritario de los mejores que he leído. Muy provocador y transgresor. De esos que no transan con la realidad mediocre y buscan reacción violenta. Esos que dicen lo que los rodea y nosotros no nos atrevemos a ver.

Se trata del poeta Oscar Fariña al que descubro esta mañana gracias a un reportaje de Facundo García en Pagina 12. Lo inicia diciendo “Entra al boliche y saluda a dos viejos que conversan a los gritos. Escribe con fuerza, Fariña; aunque cuando se lo conoce personalmente despista: no lleva las señales tumberas que suele meter en sus obras.”, y me atrapó. Esta lejos de la complacencia clase mediera y autoreferente, de la que formo parte, que nos esta llevando al abismo.

puente

Debajo del puente
en donde vive hace do año
la mamá del Rengo
atiende al tipo de la tele
mientra su hijo juega
de igual a igual
con lo perro.

El cheto
que le acerca el micrófono
le acaba de preguntar
cómo se mantiene la
dignidá al vivir sin techo,
y ella, fichando
a su pibe, se ofende:

-no, pancho,

yo tengo techo,

lo que no tengo es parede.

Anuncios

6 comentarios sobre “Pintó el arrebato: no, pancho, yo tengo techo, lo que no tengo es parede.

  1. josé, irmâo:
    el fariña parese de las barras bravas!
    accedí a un solo testo, pero corta rostro!
    veré cómo haser para procurarme con el broli…
    como veo que desís que ‘pintó…’ aparesió comentado
    en Pág12, a su ves en ‘Radar’, saccomano redactó
    esta nota un poco injusta con los talentos de los 70…
    pero a mariani, se ve que lo quiere!
    levanta su antología, ‘ A secas’,
    le sita varias veses y descubre el lado oscuro del astro!
    fue recopilada por jorge casella ayá en neuquén,
    doppo fayesido nuestro imborrabve poeta de ‘Tiro de gracia’,
    aquel que dirigía el quilombo de pebetes chaperos…

    ‘pintó…’ con su blog, me recordó
    el clima del Medellín de Gaviria
    en ‘La vendedora de flores’ ( 1998 ):
    otra pasada de los realistas del sur!
    ( que no surrealistas! )

    vaya gran abraso gran,
    como en los carteles de los bailongo del carnaval!

    salud y poesía
    y antiautoritarismo verticalista
    provenga de donde provenga!

    poni

  2. abrazo hermano, me lo acuerdo al mariani, extraño el tiempo y al calvados que tomamos juntos alguna vez.

    “Qué es insistir, obstinarse / en el intento de saber / querer saber qué es / el qué / que hay por detrás / arriba, abajo, entre / por delante, por fuera/ i/o por adentro /… de qué / (…) un no se sabe qué / que tenga qué / sentido / un algo qué / que signifique / qué”.

    Mariani tiene una sola certeza:

    “La pluma es mi instrumento / sólo yo solo en mi instrumento / el instrumento es soy yo”

    fraterno
    js

  3. En la nota de Página, Fariña se despega de la gauchesca diciendo que ésta la escribian autores “hiperletrados”. Sin embargo él usa expresiones como “hiperletrados”, precisamente, y dice “más que una nacionalidad , yo reivindico una tensión” o “estos textos parten de un saber”, pese a lo cual después escribe “do año”, o “lo tajo traversale del pulgar”. La “complacencia clamewsemediera” suele deslumbrarse con estos escritores seudopopulares. Una pregunta: entre Carlos de la Púa y Celedonio Flores ¿con cuál se quedan? Digo, si los conocen…

  4. Raúl, seguramente tenés razón. Me llamó la atención la cadencia tanguera de algunos de los versos tumberos. Puede ser que los conventillos de otrora se encuentren hoy bajo las autopistas. Como toda actividad humana la realidad de hoy es expresada en palabras. Puede que no sean las mías pero no me atrevo a tener opinión al respecto, sólo me permito disfrutarlas. Tratar de comprenderlas. Seguro que Usted tiene razón otra vez, me atrae lo que me es desconocido pero como me circunda trato de verlo asertivamente. Sin descalificarlo.

    Cuando escribo sólo existe lo que escribo. Aquello que he sentido como diferente, que no he podido decir y que se me ha escapado, son ideas o un verbo robado, y que destruiré para reemplazarlo por otra cosa.
    Rodez, abril 1946

    fraterno
    js

  5. js
    Reconozco que escribí lo anterior un poco impulsivamente. Pero soy así, confrontativo y descalificador cuando hay algo que me parece merecer confrontación y descalificación. Por otra parte, yo sí me atrevo a tener opinión. ¡Qué le voy a hacer! Lo que me dio bronca de Fariña son dos cosas: que se las dé de pibe tumbero cuando por su lenguaje se nota que no lo es, y, segundo, que – cuando al pasar habla de la gauchesca en el reportaje de Página 12- utilice los mismos argumentos de Borges y Martínez Estrada (pibes anti tumberos si los hubo). ¡Claro que Hernández era letrado¡ ¿Qué querían, que fuera analfabeto? ¡De otra manera no hubiera podido escribir el mejor libro de la literatura latinoamericana del siglo XIX! ¿O sí?
    Confirmando lo que pensaba, buscando en la web me entero que Fariña es (o fue) estudiante de Letras (por lo tanto letrado y acaso hasta “hiperletrado”). Por otra parte, en esta dirección http://www.elinterpretador.net/20OscarFarina-Poema.html
    se puede leer un poema suyo que lo representa mejor que el que ustedes transcriben. Aunque, obviamente, a mí me gusta más “puente”.
    Por último, creo que si se puede citar un antecedente de este poeta en la literatura nacional es Felipe Fernández “Yacaré” y no la gauchesca.

    fraterno (libre e igual)
    raúl

  6. Pero pará Raúl! en ningún momento Fariña “se hace el tumbero”.

    El simplemente escribe desde la tensión del tipo que para la oreja en un barrio y a la vez se da cuenta de que pertenece a otra clase. O que es un desclasado. De hecho, ahora está haciendo otra cosa diferente a lo que sus lectores hemos conocido.

    No entiendo porqué cada vez que alguien recupera un matiz de las clases populares aparece uno que quiere pelar la poronga para impugnar a gente que no conoce. Tengo la impresión de que en el fondo, lo que se busca es una cosa medio esencialista, onda “yo puedo decir esto porque soy esto, fiera”.

    …son reclamos de pureza que valen más para que no te vendan merca cortada que para analizar poemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s