Les imbéciles heureux qui sont nés quelque part

Publicada originalmente el 25 de agosto del 2007 (¿se acuerdan?) ¿cambió algo?

¿ Y si nos planteamos reformular las preguntas para buscar otras

respuestas ?

Tal vez sea necesario formular las preguntas apuntando a respuestas un poco más abiertas. Creo que saber si somos o no peronistas, o si somos o no más o menos gorilas ya no responde lo que la mayoría de los argentinos desea saber. O para hacerlo actualizado al 2013 si somos mas papistas que el Papa, o si se trata o no de la famosa Holy potatoe de Nostradamus. En todo ninguna de ellas resuelve los problemas reales de los que habitamos esta bendita tierra.

Vaya uno a saber por qué procesos (qué palabra fea luego de haber sido apropiada por los militares) nos hemos acostumbrado a la fotocopia en blanco y negro(mala copia borrosa). Todo es blanco o negro y la única forma que de construir que nos queda es contra algo. Claro que nos da la ilusa y efímera sensación de certeza cuando gritamos a favor o en contra según el humor o el sentimiento. Pero todos sabemos que no basta. Que no explica ni propone el porvenir viable que todos esperamos. Hasta el significado de proponer ha sido pro stituido por el marketing.

Por eso, en esta modernidad líquida, para que una cosa nueva no tape la anterior, para que lo circunstancial no desplace a lo importante, y se pueda generar alguna idea, las discusiones deben continuar a tiempo y en el espacio. No deberíamos dejar que los debates sean desplazados por los exabruptos, la paranoia o las peleas de hinchadas. Menos aún por el pánico que nos hace correr embanderados por un instante detrás del primero que pase.

Plantearse la política como el PRI, el APRA, el Peronismo, el PS francés o el ARI ya no responde las preguntas que la ciudadanía desea que sean respondidas. Ya no alcanza echarle la culpa al otro.  No parece ser aceptado como antes el: “estás conmigo o contra mí”, aunque generan los estrechos rangos de elegir entre el menos peor y el que aparente es el menos malo.

Entonces las certidumbres que hemos adquirido se derrumban y nuevamente aparecen las preguntas. ¿Es posible hablar de nueva política? ¿de nuevos políticos? ¿de nuevos pactos sociales?

Difícil, cuando los operadores reales, las segundas líneas, se resisten a pensar y dejar pensar. Regeneran la vieja práctica de los círculos áulicos, el hermetismo, el cerco alrededor del dirigente. Un neo-lopez reguismo que vemos muy claramente en el gobierno pero también en la mayoría de los partidos nacionales. Y nuevamente surgen las preguntas.

¿Por casa, como andamos?

Como decía el cura de mi pueblo cuando se refería a la corrupción cotidiana ¿de quién será la culpa, del chancho, o de quién le da de comer?

En esto ya no son posibles las excusas. Todos somos responsables, pero más lo son los dirigentes que motivados por la realidad deben atreverse a pensar, aunque se generen dudas y destruyan la comodidad y el refugio de antiguas certezas.

Todos debemos atrevernos a imaginar el futuro que queremos. La resignación cómoda por el presente fue la peor lección dejada por la dictadura y la última década infame. Si hay una obligación en democracia es la de pensar y cuestionar y cuestionarse.

Entonces la participación inteligente de todos parece ser una condición excluyente para elegir.

Vale la pena.

C’est vrai qu’ils sont plaisants tous ces petits villages
Tous ces bourgs, ces hameaux, ces lieux-dits, ces cités
Avec leurs châteaux forts, leurs églises, leurs plages
Ils n’ont qu’un seul point faible et c’est être habités
Et c’est être habités par des gens qui regardent
Le reste avec mépris du haut de leurs remparts
La race des chauvins, des porteurs de cocardes
Les imbéciles heureux qui sont nés quelque part
Les imbéciles heureux qui sont nés quelque part

Anuncios

Un comentario sobre “Les imbéciles heureux qui sont nés quelque part

  1. José, ¡tan contenta estoy de haber recibido tu mensaje!
    El libro de Ribyero, Prosas apátridas, está siempre en mi esa de luz, así me gustaría escribir, como él.
    Veo que tenés dos blog, me encantó la presentanción que hacés en el otro, mirá que has vivido, vos! A tu lado, lo mío es nada, pero claro que he sufrido, ¿quién no?
    Tu presencia en LLP enriquece la conversación, es un placer leerte.
    ¡Saludos fraternos para vos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s