NY Times y Adobe AIR

https://i2.wp.com/www.error500.net/images/articulos/adobe_AIR.jpgMe doy cuenta de la fuerza con que llega la nueva cultura, la nueva NO sociedad que me apabulla. Nuevamente me impresiona lo actual, moderno y vigente del discurso de Bauman que pasa de los 80 años. Mientras tanto la tecnología avanza acelerada hacia una descripción de la realidad tipo “post-it” de sólo 20 palabras.

En medio de ella me pongo a leer el New York Times y encuentro un nuevo gadget que me distrae pues puede permitir miles de aplicaciones de gobierno electrónico que ya imagino. Y sin embargo están las vallas y la realidad que me apabullan.

En fin que el NYT ha lanzado una aplicacion de Adobe AIR llamada ShifD , que permite la comunicación sincronizada entre aparatos a partir de la web: notas, enlaces, mapas para iniciar un nuevo viaje. También es posible enviar artículos completos de manera simultanea en formatos para diversos aparatos y soportes.

es decir es una especie de Notas Post-it multiformatos. Por ahora es una idea que abona la de Mancini es decir la realidad en 20 palabras para satisfacer la liquidez de un medio que se mueve más rápido que la propia realidad.
ShifD esta realizado utilizando la tecnología Adobe AIR que anunciamos hace unos días, para más info haga click acá . Se trata de los medios independientes del soporte como dice aquí Jean Yves Chainon.

Contradictorio como cualquier humano, como trabajador de tecnología me asusta mi propia lejanía con la realidad y mi impaciencia al ver la gestión de gobierno de la cual participo sin avanzar.

Esta mañana mi edificio se ha quedado sin luz. Desconectado, atrazado he debido salir a conectarme al Café Martinez de la esquina donde aún perduran las vallas que pusieron para frenar a los cartoneros que protestaban por los vecinos de Belgrano presos por defenderlos y también sus compañeros. Y vuelvo a pensar en Bauman:

“Hasta ahora el ‘progreso’ era una promesa de felicidad universal y duradera, la manifestación extrema del optimismo radical. Pero ahora, el ‘progreso’ representa la amenaza de un cambio implacable e inexorable, que lejos de augurar paz y descanso, presagia una crisis y una tensión contínuas que imposibilitarán el menor momento de respiro. El progreso se ha convertido en algo así como un persistente juego de las sillas en el que un segundo de distracción puede comportar una derrota inapelable. En lugar de grandes expectativas y dulces sueños, el ‘progreso’ evoca un insomnio lleno de pesadillas en las que uno sueña que ’se queda rezagado’, pierde el tren o se cae por la ventanilla de un vehículo que va a toda velocidad y que no deja de acelerar.”


“Al menos en la parte ‘desarrollada’ del planeta se han dado, o están dándose ahora, una serie de novedades no carentes de consecuencias y estrechamente interrelacionadas, que crean un escenario nuevo y sin precedentes para las elecciones individuales, y que presentan una serie de retos antes nunca vistos.”

¿Como hacer para que esa nueva sociedad que nos asusta no se convierta en un salvaje experimento que nos destruya definitivamente? ¿Como encontrar un lugar para todos los que somos?


En el blog de Genis Roca encuentro similares preocupaciones y me conforto un poco:


Soy un convencido de que lo que sucede en Internet, la Web 2.0, es uno de los síntomas que confirma que hay un cambio estructural imparable. La sociedad red, el individualismo, la globalización, son factores que afectan y alteran leyes, valores, mercados y conceptos como poder o identidad. Ya nada será igual. Pero también soy de los que sospechan que esto de la Web 2.0 es demasiado egocéntrico, cortoplacista e inconstante como para ser el modelo que ha de configurar el nuevo paradigma. No estoy en la linea de Andrew Keen, que critica lo 2.0 por amateur, pero con argumentos oportunistas y demasiado simples.

Ni en la de Nicholas Carr, que acusa a la web 2.0 de amoral, con más fundamento pero también sin llegar a convencerme. Creo en los valores subyacentes en lo que denominamos 2.0, pero a la vez creo que hay problemas estructurales que no sabía describir hasta que he leído a Bauman.

  • La “sociedad” se ve y se trata como una “red”, en vez de como una “estructura”: se percibe y se trata como una matriz de conexiones y desconexiones aleatorias y de un número esencialmente infinito de permutaciones posibles. Los vínculos humanos son cada vez más frágiles y se aceptan como provisionales. La exposición de los individuos a los caprichos del mercado laboral y de bienes premia las actitudes competitivas, al tiempo que degrada la colaboración y el trabajo en equipo al rango de estratagemas temporales que deben abandonarse o eliminarse una vez que se hayan agotado sus beneficios.
  • El colapso del pensamiento, de la planificación y de la acción a largo plazo, junto con la desaparición o el debilitamiento de aquellas estructuras sociales que deberían pensar en esos términos. La historia política y las vidas individuales se reducen a una serie de proyectos de corto alcance y de episodios que no se combinan de manera compatible con conceptos como “desarrollo” o “maduración”. Una vida tan fragmentada estimula orientaciones “laterales” antes que “verticales”. Los éxitos pretéritos no suponen mayor probabilidad de futuras victorias, y mucho menos las garantizan. Para el éxito futuro lo más importante puede ser “olvidar”.
  • Ahora la responsabilidad recae en los individuos, de quienes se espera que sean “electores libres” y que soporten las consecuencias de sus elecciones, pese a que los riesgos implícitos en cada elección pueden ser causados por fuerzas que trascienden la comprensión y la capacidad individual para actuar. Ahora la virtud más útil no es la “conformidad” a las normas, sino la “flexibilidad”: la presteza para cambiar de tácticas y estilos en un santiamén, para abandonar compromisos y lealtades sin arrepentimiento, y para ir en pos de las oportunidades según la disponibilidad del momento, en vez de seguir las propias preferencias consolidadas.
  • Estamos en pleno proceso de separación, de divorcio, entre el poder y la política. Y esta pareja ha sido la que ha sustentado hasta ahora el Estado moderno.

Creo que todos estos conceptos describen en parte lo que está sucediendo en el contexto social actual, y por tanto, describen también lo que está pasando en esta internet social, en esta Web 2.0. Por eso me gusta lo 2.0, porque creo que es un reflejo de la nueva sociedad, de la sociedad red.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s