Amor, épica y ficción

images A principios de la década de 1990, cuando vivía con mi familia en La Habana, mi hija mayor, Bella, que entonces tenía unos 6 años, volvió muy alborotada de la escuela una tarde. Me preguntó en castellano: “Papá, ¿sabés qué es el amor?” Yo fingí ignorancia. Respirando hondo, Bella recitó: “Amor es lo que Fidel siente por el pueblo”. Asi cuenta el periodista norteameriano Jon Lee Anderson, biógrafo del Che Guevara, en este recomendable artículo para el diario La Nación de Argentina, titulado “La Cuba de Fidel, entre la épica y la ficción”.

Pocas cosas están en orden en esta realidad líquida que nos carcome la sociedad y los valores que conocíamos. Es una pena que en el tiempo del fin de las ideologías, el pensamiento occidental no utilice la libertad que tiene ni algún rigor racional o por lo menos sentido común para analizar la realidad.
No es los Estados Unidos el responsable único, pero si el mayor condicionante, el más importante, que ha impuesto justamente eso que indicas: que no haya alimentos abundantes, y ha sido elección de Fidel y su pueblo que, a pesar de todo, el alimento que hay sea repartido para que todos lo tengan sin exclusiones. En Cuba no hay obesidad, ni siquiera en los dirigentes más encumbrados, ¿te diste cuenta?

Subjetivamente lo prefiero a la hipócrita situación de mercados llenos de productos que una parte creciente de la sociedad no puede comprar. Tomo prestadas una palabras del blog de Koba:

-Vienen aquí por su cuenta, nadie los obliga.
-¿Una familia se muda a otro país para poder comer y nada los obliga?
-¿Sabes por qué vinieron? Cinco palabras.
“Mercado libre. Estado de derecho.” Estas dos cosas crean la prosperidad. El progreso crea trabajo para la gente.
-$40 por un día de trabajo no es prosperidad, hijo.
Es explotación, y tú no lo harías.
Dos policías opinando sobre los mexicanos que cruzan la frontera en The Shield

No voy a defender nada, pues en estas cosas no es necesario convencer a nadie. Se trata de un campo en el que no es necesario tomar partido sino aprender con respeto de realidades que son muy distintas, muy distintas de la nuestra (tanto la de Cuba como la de Estados Unidos).

No me parece que yo sea capaz de analizar sociedades tan complejas a partir de la poca información con que cuento -sólo he vivido pocos meses, no más de seis, en ambos países- y en ambos he encontrado circunstancias que admiro y otras que rechazo pues ofenden mi cultura y convicciones.

Muchas veces me pregunto ¿cuánto tiempo estaremos perdiendo mirando bosques ajenos y haciendo invisibles a quienes en nuestra propia realidad hemos excluido?

Es muy interesante el artículo publicado en La Nación de Argentina. El periodista dice:

” La relevancia política internacional de Fidel puede haber disminuido desde la época del enfrentamiento entre las superpotencias, pero el solo hecho de su supervivencia lo convirtió en uno de los hombres de Estado más viejos del mundo, y también en uno de los más admirados. El embargo comercial estadounidense impuesto a Cuba -que cumplió 46 años- sólo ha suscitado mayor admiración por Fidel y ha inspirado a otros a seguir su ejemplo.”

Hoy hablamos de Fidel y su renuncia. El resto es un asunto que los cubanos de Cuba deberán resolver, como los argentinos y los peruanos deberíamos hacer con nuestros propios problemas. Sin anteponer la ideología y pensando sólo en el bienestar de las mayorías en detrimento de nadie… ¿No se trata de eso la democracia?

fraterno
js

Anuncios

5 comentarios sobre “Amor, épica y ficción

  1. Ojalá todo esté en orden.

    Creo que por más nefasto que sea los Estados Unidos no se puede vivir a partir de ese espejo como único responsable.
    Me dijo en La Habana un cubano que sin duda existía el bloqueo de los EEUU; pero que tal vez peor era el bloqueo interno.

    No sé más que lo que he visto: un país triste, pobre y muy golpeado. “Si comer arroz es comer todos los días, entonces sí, comemos todos los días”.

    La libertad no puede esta en juego.

    Una vez más: esto no es un panegírico de ningún otro régimen.

  2. Pocas cosas están en orden en esta realidad líquida que nos carcome la sociedad y los valores que conocíamos. Es una pena que en el tiempo del fin de las ideologías, el pensamiento occidental no utilice la libertad que tiene ni el rigor racional para analizar la realidad.
    No es los Estados Unidos el responsable único, pero si el mayor condicionante, el más importante, que ha impuesto justamente eso que indicas: que no haya alimentos abundantes, y ha sido elección de Fidel y su pueblo que, a pesar de todo, el alimento que hay sea repartido para que todos lo tengan sin exclusiones. En Cuba no hay obesidad, ni siquiera en los dirigentes más encumbrados, ¿te diste cuenta?

    Subjetivamente lo prefiero a la hipócrita situación de mercados llenos de productos que una parte creciente de la sociedad no puede comprar. Tomo prestadas una palabras del blog de Koba:

    -Vienen aquí por su cuenta, nadie los obliga.
    -¿Una familia se muda a otro país para poder comer y nada los obliga?
    -¿Sabes por qué vinieron? Cinco palabras.
    “Mercado libre. Estado de derecho.” Estas dos cosas crean la prosperidad. El progreso crea trabajo para la gente.
    -$40 por un día de trabajo no es prosperidad, hijo.
    Es explotación, y tú no lo harías.
    Dos policías opinando sobre los mexicanos que cruzan la frontera en The Shield

    No voy a defender nada, pues en estas cosas no es necesario convencer a nadie. Se trata de un campo en el que no es necesario tomar partido sino aprender con respeto de realidades que son muy distintas, muy distintas de la nuestra (tanto la de Cuba como la de Estados Unidos).

    No me parece que yo sea capaz de analizar sociedades tan complejas a partir de la poca información con que cuento -sólo he vivido pocos meses, no más de seis, en ambos países- y en ambos he encontrado circunstancias que admiro y otras que rechazo pues ofenden mi cultura y convicciones.

    Muchas veces me pregunto ¿cuánto tiempo estaremos perdiendo mirando bosques ajenos y haciendo invisibles a quienes en nuestra propia realidad hemos excluido?

    Es muy interesante el artículo publicado en La Nación de Argentina. El periodista dice:

    ” La relevancia política internacional de Fidel puede haber disminuido desde la época del enfrentamiento entre las superpotencias, pero el solo hecho de su supervivencia lo convirtió en uno de los hombres de Estado más viejos del mundo, y también en uno de los más admirados. El embargo comercial estadounidense impuesto a Cuba -que cumplió 46 años- sólo ha suscitado mayor admiración por Fidel y ha inspirado a otros a seguir su ejemplo.”

    Hoy hablamos de Fidel y su renuncia. El resto es un asunto que los cubanos de Cuba deberán resolver, como los argentinos y los peruanos deberíamos hacer con nuestros propios problemas. Sin anteponer la ideología y pensando sólo en el bienestar de las mayorías en detrimento de nadie… ¿No se trata de eso la democracia?

    fraterno
    js

  3. Seguro que se trata de eso y ojalá los cubanos lo puedan resolver de la mejor manera. Como he dicho otras veces, el pueblo más preparado e interesante que he conocido -esto es, claro, luego de dos semanas intentando hablar con la mayor cantidad de gente-.

    Yo simplemente no puedo entender por qué a una persona no le permiten irse a otro lado si es que tiene los medios.
    Y sí, sin duda que la política de los Estados Unidos son enormes responsables y hasta tal vez los más.

    Abrazo

  4. José, que una niña piense que “amor es lo que Fidel siente por el pueblo” lo puedo llegar a entender (hay que ver como le llenan la cabeza a los pobres cubanos), pero espero que vos no creas semejante cosa.

    Yo a Fidel no le creo nada, el pueblo sufre mil prohibiciones y él sale del país cuando quiere y se fuma los mejores habanos? Por favor, en 50 años no fue capaz de abrir el juego para un sistema democrático, no me gustan las personas que se creen los grandes salvadores. Ok, gran culpa es de los yanquis, de su política exterior criminal y de su bloqueo totalmente insensato, pero el mayor culpable es Fidel, ¿para qué tener un líder carismático que no cambia nada a favor de la gente?

    Te recomiendo el blog de esta cubana que realmente vive la realidad cubana:
    http://www.desdecuba.com/generaciony/

    Y te dejo un par de frases escritos en su blog:

    “Cómo se puede, en un mismo recinto, fomentar la lectura y evitar el acceso a la información; vender libros y censurar páginas web; potenciar las palabras y no dejarnos entrar a un chat; vender diccionarios y no permitir que consultemos Wikipedia.” (luego de visitar la Feria Internacional del Libro en La Habana)

    “No deseo otro líder “carismático” (eso sólo sirve para quedar bien en las fotos o convertirse en ídolo); sino un modesto administrador que cuide los recursos del país y no crea que nos “dirige” sino que sepa que debe “servirnos” (pensando en el nuevo Presidente)

    Un abrazo

  5. Querido Koba,

    Cada día que pasa me persuado más de la poca importancia tienen mis opiniones cuando de la realidad se trata.
    Cada día que pasa me abruma tanto la realidad que cada vez tengo menos certezas.
    Cada día que pasa estoy más convencido de la ignorancia propia y ajena; de la necesidad de aprender todo nuevamente.
    Es tal vez por ello que son pocas cosas en las que creo, menos aún de la prensa de la cuál alguna vez he participado; creer en los afectos y en los amigos exactamente como son me evita perder la esperanza.

    Y esta más que bien que así sea.
    Por eso a lo que me dice, me remito a lo que ya he dicho…

    “No voy a defender nada, pues en estas cosas no es necesario convencer a nadie. Se trata de un campo en el que no es necesario tomar partido sino aprender con respeto de realidades que son muy distintas, muy distintas de la nuestra (tanto la de Cuba como la de Estados Unidos).”

    “No me parece que yo sea capaz de analizar sociedades tan complejas a partir de la poca información con que cuento -sólo he vivido pocos meses, no más de seis, en ambos países- y en ambos he encontrado circunstancias que admiro y otras que rechazo pues ofenden mi cultura y convicciones.”

    afectuosamente fraterno
    js

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s