Premio Internet vale un Perú

bazar de experiencias

valeunperu_thumb4Luego de un año de existencia este blog ha llegado a las 100 mil visitas, me pareció una buena idea premiar a blogs que frecuento y de los cuáles aprendo siempre.

El año pasado cuando se realizó el día de Internet en el Perú se me ocurrió crear el premio ” Internet vale un Perú”, en esa ocasión lo recibieron el Alcalde de Miraflores y Steve Crocker uno de los pioneros de Internet autor de los RFC y experto en seguridad y Vint Cerf con los que participamos en una video conferencia con Lima.

Emulando otras experiencias, aprovecho que los blogs son en realidad redes sociales para desde la propia comunidad otorgar un auto-premio colectivo que sea desinteresado-un simple logo- que marque un reconocimiento a los co-blogeros. Es decir que sea viral y que cada uno de los que lo reciba premie a otros cinco blogs que le gusten y lo comunique al origen para armar una lista de ellos.

Elecciones municipales en Francia

bazar de experiencias

¿arte automatico? , no compro…

bazar de experiencias

elmosquito.gif Por José Soriano

La fantasía de crear obras de arte sin esfuerzo ni trabajo es el sueño de alguien que conozco, tan perezoso, tan perezoso, que en su casa lo llaman “el comechado”. La tecnología está colmando dicha ilusión. La escritura automática es el proceso o resultado de la escritura que no proviene de los pensamientos conscientes de quien escribe. Están apareciendo en la red herramientas que exaltan capacidades, en este caso las gráficas que permiten la ilusión de creer que uno hace arte automático.

Es la misma tecnología que nos enclaustra en un monasterio de computadoras, teléfonos, aparatos de música en el que andamos como autistas, somos como monjes copistas antes de Johannes Gutenberg. Es esa misma tecnología la nos ubica en un mundo de relaciones infinitas pero siempre ausentes, virtuales, que como dice muy bien la Condesa, no pueden compararse a una relación personal. Hace muchos años en Lima, entrevisté a don Mario Vargas Llosa. Quedé asombrado del proceso industrial que tenía su producción literaria y que lo hace tan prolífico.