Cooperación entre argentinos

Por José Soriano elmosquito.gif

//www.mendoza.edu.ar/aninio/images/hormiga.gif” porque contiene errores.

Hoy almorcé con amigos queridos y me acordé de la fábula de la hormiga que sale del hormiguero(¿la burbuja?) y re-descubre el mundo. Ve el atardecer. Ve un jardín. Ve tallos, hojas, yemas, brotes, pétalos, estambres, rocío. Ve una rosa amarilla. Y…
Por razones que se me escapan en el almuerzo yo hablaba y parloteaba, me respondía el silencio cariñoso de mis amigos.

Las hormigas argentinas suelen ser muy unidas en el exterior. Cuando han debido emigrar devienen en imperialistas, encuentran su destino de grandeza, se juntan y derrotan otras hormigas autóctonas con la prepotencia del trabajo, ocupando territorio. Son patriotas en el exilio, utilizan la “inteligencia colectiva” para destruir los sembrados Norteamericanos y Europeos favoreciendo la exportación argentina. Para hacer el chiste fácil, son hormigas de pensamiento único, excluyentes e intolerantes con los que no son exactamente iguales a ellas, de su propio origen. ¿Como se produjeron esas hormigas mutantes?

LA FABULA DE LA HORMIGA

Un día las hormigas, pueblo progresista si los hay, inventan el vegetal artificial.  Es una papilla fría y con sabor a hojalata. Pero al menos las releva de la necesidad de salir fuera de los hormigueros en procura de vegetales naturales. Así se salvan del fuego, del veneno, de las nubes insecticidas. Como el número de las hormigas es una cifra que tiende constantemente a crecer, al cabo de un tiempo hay tantas hormigas bajo tierra que es preciso ampliar los hormigueros. Las galerías se expanden, se entrecruzan, terminan por confundirse en un solo Gran Hormiguero bajo la dirección de una sola Gran Hormiga. Por las dudas, las salidas al exterior son tapiadas a cal y canto. Se suceden las generaciones. Como nunca han franqueado los límites del Gran Hormiguero, incurren en el error de lógica de indentificarlo con el Gran Universo. Pero cierta vez una hormiga se extravía por unos corredores en ruinas, distingue una luz lejana, unos destellos, se aproxima y descubre una boca de salida cuya clausura se ha desmoronado. Con el corazón palpitante, la hormiga sale a la superficie de la tierra. Ve una mañana. Ve un jardín. Ve tallos, hojas, yemas, brotes, pétalos, estambres, rocío. Ve una rosa amarilla. Todos sus instintos despiertan bruscamente. Se abalanza sobre las plantas y empieza a talar, a cortar y a comer. Se da un atracón. Después, relamiéndose, decide volver al Gran Hormiguero con la noticia. Busca a sus hermanas, trata de explicarles lo que ha visto, grita: “Arriba…luz…jardín…hojas…verde…flores…” Las demás hormigas no comprenden una sola palabra de aquel lenguaje delirante, creen que la hormiga ha enloquecido y la matan.

(Escrito por Pavel Vodnik un día antes de suicidarse. El texto de la fábula apareció en el número 12 de la revista Szpilki y le valió a su director, Jerzy Kott, una multa de cien znacks.)

Referencia:

” Investigan por qué la hormiga argentina invadió todo el mundo.
Un estudio de la Universidad de Girona, en España, estableció que
mantienen un sistema de vida cooperativo y no admiten peleas internas.
También son feroces con las hormigas rivales y otras especies.

Anuncios

Un comentario sobre “Cooperación entre argentinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s