Un día como hoy 3 de diciembre: Capacidades diferentes, Internet y la interoperabilidad

Día Internacional del discapacitado

Hoy que es 3 de diciembre, el día internacional del discapacitado, parece oportuno volver a primera plana este post Publicado originalmente el 9 de Noviembre del 2007. De la misma manera que es necesario preocuparse para que los gobiernos locales hagan habitables las ciudades y sus edificaciones para que las personas con capacidades diferentes puedan transitar por ellas libremente, es la obligación de todos, la nuestra, lograr que el nuevo mundo de Internet, por lo menos en el Peru, les permita participar sin exclusiones.
nEn muchos países no parece posible acceder a la información del Estado la que por ley debería ser accesible a todos . En eso la exclusión es universal, nos atañe a todos. Hagan la prueba usando estos comprobadores de estándares.

Logo de validación de XHTML 1.0 Transitional Logo de conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Logo de validación de hojas de estilo Logo de validación del Test de Accesibilidad Web, TAW Aqu� se usa Dublin Core Logo de validación de contenidos de la Plataforma para la selección de contenidos en Internet, PICS

Diría mi abuela Eloísa, m´hijo, seguro que es culpa de los comechados que hoy abundan. Pero no. ¿la culpa será del chancho o de quién le da de comer? Porque lo que pasa en la mayoría de los sitios web gubernamentales pasa en todos lados.

Pagamos como sociedad la consecuencia de una educación y cultura de exclusión, de la que todos somos un poco culpables. En este caso es el resultado natural de una forma “propietaria” y excluyente de construir la informacion en la red. Como hemos visto basada en software monopólico que explicitamente no desea adecuarse a los estandares internacionales para imponer los propios. Lamentablemente, tal vez por no conocer otras, aún es la forma de pensar dominante.

Sin embargo, como suele decir Max – que está muy callado ultimamente – hay que focalizar. Como se puede ver facilmente, haciendo correr software de comprobación de estandares del W3C, se trata de dificultades que, lejos de ser intrínsecas a la web, derivan de un diseño inadecuado de sus contenidos y uso de las herramientas disponibles. Por lo tanto de muy fácil solución si se adoptan criterios adecuados y políticas consecuentes. Mirar lo que hacen los españoles y chilenos, que cuentan con tantos admiradores locales e importados, puede ayudar a vencer resistencias:
http://accesibilidad.artmedialabs.com/areas/normativa/documentos.jsp
También recomiendo ver en como el plan de gobierno electrónico español hace esfuerzos por resolver este problema.
http://www.imsersomayores.csic.es/documentacion/documentos/registro.jsp?id=767

De manera especial fijense en el pie de página donde hay un conjunto de iconos que los guiaran a páginas internacionales de estandares que tambien pueden encontrar en : onairosjs.wordpress.com

¿Para cuando joven?, para cuando.

Mediante Decreto Supremo Nº 015-2006-MIMDES, publicado el 13 de diciembre de 2006, se declaró al período comprendido entre los años 2007 a 2016 como el “Decenio de las Personas con Discapacidad en el Perú”.
La misma norma, en su artículo 3º, autoriza al Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, a través del Consejo Nacional para la Integración de las Personas con Discapacidad – CONADIS, a formular el Nuevo Plan de Igualdad de Oportunidades para Personas con Discapacidad 2007 – 2016.

Describo a continuación algunas recomendaciones que mezclan varias fuentes.

Clasificación de discapacidades físicas y problemas de acceso a la red relacionados.

Cada tipo de discapacidad tiene asociados una serie de problemas para acceder a los contenidos web. Para minimizar esos problemas y en muchos casos para solucionarlos las personas con discapacidades recurren al uso de herramientas de ayuda que reciben el nombre de ayudas técnicas.

1. Discapacidad visual
Los niveles de discapacidad visual son los siguientes:

1.1. Ceguera
La ceguera implica una pérdida substancial e incorregible de visión en ambos ojos.

La problemática del acceso a la web para personas con ceguera incluye:
– Imágenes sin texto alternativo.
– Imágenes complejas (gráficos, diagramas,…) sin descripción adecuada.
– Vídeo no descrito textualmente o con audio.
– Tablas que pierden su sentido cuando se leen secuencialmente, es decir celda a celda o
de forma lineal.
– Existencia de formularios por los que no se puede navegar con el tabulador de forma lógica, con campos para introducir texto que no están debidamente etiquetados.
– Frames no adecuados para la visión en navegadores sin soporte a frames.
– Navegadores y herramientas de autor sin soporte por medio de teclado para todos los comandos.
– Navegadores y herramientas de autor que no siguen interfaces adecuados al sistema operativo en que funcionan.
– Documentos no estándar, de difícil interpretación por el lector de pantalla.

Para acceder a la web, estas personas disponen de una serie de ayudas técnicas, como los lectores de pantalla (software que lee el texto en la pantalla y lo deriva a un sintetizador de voz), líneas Braille (software que lee el texto y lo traduce y muestra por una línea Braille), navegadores basados en texto, etc.

Además es muy corriente hacer uso de estrategias de navegación para hacer esta más rápida y fluida como son emplear teclas de acceso rápido y sobre todo el tabulador, para no leer todo la página sino solo las cabeceras y enlaces.

1.2. Baja visión
Se refiere a aquéllas discapacidades que disminuyen la calidad de la visión, sin imposibilitarla.
Existen varios tipos de baja visión, como la visión en forma de túnel, la pérdida de visión en el campo central, visión borrosa, etc. Dependiendo del grado de severidad de la falta de visión, emplearan tan solo estrategias de acceso o ayudas específicas.

Los problemas que encuentran para acceder a la Web las personas con baja visión incluyen:
– Sitios web con tamaño de fuente absoluto (difícilmente cambiable).
– Sitios web cuya consistencia se pierde al cambiar la ventana de resolución o tamaño.
– Sitios web o imágenes con bajo contraste y difícilmente manipulables.
– Uso de estilos de las páginas con bajo contraste entre la fuente y el fondo.
– Uso de estilos que no se pueden cambiar por hojas de estilo definidas por el usuario.
– Utilización de texto relevante en imágenes.

Para acceder a los contenidos Web, las personas con esta problemática usan monitores de gran tamaño, magnificadores de pantalla, etc.
En este caso una estrategia de acceso muy común es incrementar el tamaño de las fuentes e imágenes en el navegador y en el sistema operativo.

1.3. Falta de sensibilidad a los colores
Se traduce en una falta de respuesta a ciertos colores. Por ejemplo, esto puede revelarse en una dificultad de distinguir el rojo y el verde, o el amarillo y el azul.

Las dificultades que encuentran las personas con baja sensibilidad a los colores en el acceso a la Web son entre otros:
– Colores usados como enfatizadores de texto.
– Texto que contrasta inadecuadamente con el color del fondo.

Para acceder a los contenidos Web, las personas con esta problemática usan sus propias hojas de estilo para reemplazar los colores del fondo y del texto, modificando la configuración de los navegadores que lo permitan.

2. Discapacidad auditiva
La deficiencia auditiva implica una pérdida total o parcial de la capacidad de percibir información auditiva. Dentro de ella se consideran diversos tipos en función del grado de pérdida, así se habla de:
– sordera profunda cuando la pérdida se sitúa por encima de los 90 decibelios.
– sordera severa cuando ésta se da entre 70-90 dB,
– sordera moderada cuando tiene lugar entre 40-60 dB.
– sorderas leves por debajo de estos valores.

En el caso de la deficiencia auditiva las limitaciones en el uso de la red se manifiestan desde una doble vertiente.
– Por un lado, el efecto más claramente observable es la incapacidad para recibir la información sonora presente en el sitio web que se esté consultando.
– Por otro lado, aunque menos observable, pero mucho más limitador, están las dificultades para acceder al código escrito de la lengua oral.

Las sorderas, y fundamentalmente las denominadas profundas prelocutivas, esto es, aquellas que padecen las personas desde el nacimiento o antes de la adquisición del lenguaje, y que suponen una pérdida por encima de los 90 dB. suponen un gran obstáculo para una correcta adquisición de la competencia lingüística, requisito fundamental para el desarrollo de la lecto-escritura.
El uso de un vocabulario demasiado abstracto o de estructuras sintácticas muy complejas puede dificultar su comprensión. En este sentido, es aconsejable utilizar mensajes gráficos o utilizar glosarios de términos en los que se intente explicar mejor su significado. Unas normas mínimas de redacción, no solo facilitarán la comprensión a las personas con discapacidad auditiva sino a todos los usuarios.

Los problemas con los que se enfrentan las personas con sordera son:
– Falta de leyenda o transcripciones en audio del contenido de un video.
– Falta de imágenes relacionadas, en páginas que solo contienen texto o con grandes cantidades de texto, para facilitar la comprensión.
– Tendrían problemas en aquellos sitios donde es necesaria la voz para acceder o interactuar.
– Falta de etiquetas o transcripciones del audio de la Web.
– Problemas con las proposiciones y artículos, formas y tiempos verbales, estructuras sintácticas, vocabulario, etc.
– Falta de transcripciones en lenguaje de signo para aquellos contenidos que sean demasiado técnicos para aquellos que padecen de sordera prelocutiva.

3. Discapacidad motora
Existen diversos tipos de discapacidad física, que afecta a distintas partes del cuerpo, que incluyen: debilidad, limitaciones del control muscular (movimientos involuntarios, falta de coordinación o parálisis), limitación de las sensaciones, problemas de articulaciones y/o falta de miembros.

Las discapacidades que plantean mayores dificultades para acceder a la web, son aquellas que afectan al aparato locomotor, en concreto a los brazos y las manos. En estos casos, la capacidad de movimiento o de empleo del ratón se ve muy limitada o es del todo imposible.

Entre los problemas que se encuentran estas personas al acceder a la Web están:
– Petición de respuesta en tiempo limitado en una página Web.
– Navegadores y herramientas de autor que no soportan las alternativas de teclado para los movimientos del ratón.
– Formularios cuyos elementos no están ordenados en un orden lógico.
– Iconos demasiado pequeños para el puntero y la falta de capacidad de apuntar de forma precisa con los punteros.

Dada la gran variedad de tipos de discapacidad motora, es también muy amplia la variedad de ayudas técnicas disponibles para acceder a la web tales como punteros (punteros de cabeza o de boca), teclados especiales, software de reconocimiento de voz,etc.
Tanto si se emplea una de estas ayudas técnicas como si se puede acceder por medio de teclado sin emplear el ratón, la estrategia más utilizada es recorrer los contenidos de la página de forma secuencial, haciendo uso del tabulador o una tecla equivalente.

4. Discapacidad del lenguaje
Las deficiencias en el habla incluyen la dificultad para pronunciar de forma reconocible o con un nivel sonoro o una claridad suficiente para que funcionen correctamente algunos sistemas de reconocimiento de voz.

La problemática del acceso a la web para estas personas incluye:
– Sitios web que requieren interacción vía voz y no tienen forma alternativa de entrada.

Las personas con discapacidad del lenguaje que tengan que interaccionar vía voz con un sitio web deberán poder usar un mecanismo alternativo de entrada de datos como el teclado.

5. Discapacidades cognitivas y neurológicas
Incluye discapacidades como la dislexia, la discalculia, desorden de la capacidad de prestar atención, disminución de la inteligencia, disminución de la memoria, alteraciones en la salud mental y epilepsia.

La problemática del acceso a la web para estas personas incluye:
– Falta de alternativa al formato de presentación de la información. Por ejemplo, falta de texto alternativo a las imágenes, o falta de etiquetas descriptivas para el audio.
– Elementos visuales o sonoros que no pueden desactivarse fácilmente.
– Falta de una organización clara y consistente en el sitio Web.
– Uso de un lenguaje innecesariamente complejo en el sitio Web.

Hay algunos casos concretos de discapacidades, como la epilepsia, que obligan a tener cuidado con las frecuencias del audio y el video o las animaciones de la página web.
Para este tipo de discapacidades no se dispone de ninguna ayuda técnica concreta que facilite el acceso a la web, sino que dependen del diseño de la página web y de cómo se haya codificado.
En estos casos es útil proporcionar la información en varios formatos al mismo tiempo, como videos o síntesis de voz combinados con texto. A veces es interesante incluir mecanismos para deshabilitar o detener las animaciones que distraen la atención de los usuarios. Una buena práctica es utilizar lenguaje sencillo y presentar las páginas con claridad, haciendo que la navegación sea estructurada e intuitiva.

6. Otras limitaciones
Las discapacidades citadas anteriormente afectan al normal acceso de estas personas a Internet. Sin embargo, existe otra serie de personas que, aunque no se consideren discapacitadas, pueden tener limitaciones de funcionalidad sensorial, física o cognitiva que afectan a su acceso a la web.

Estas incluyen situaciones relacionadas con lesiones o con el envejecimiento, y por su duración en el tiempo, pueden ser crónicas o transitorias.
En el caso de lesiones puntuales, como por ejemplo una persona con una fractura que reduzca la movilidad de un brazo, se podría beneficiar de los diseños accesibles que faciliten la navegación por teclado así como otras pautas relacionadas con la discapacidad motora.

El número y la severidad de las limitaciones tienden a aumentar con la edad, y pueden incluir alteraciones en la visión, oído, memoria o funcionalidad motriz, por lo que tomar medidas que mejoren la accesibilidad de los sitios web, permitirían a un conjunto cada vez mayor de personas mayores formar parte de la sociedad de la información.

7. Algunos datos de interés

España cuenta con una población de 41.8 millones de habitantes, de los cuales 3.5 millones sufre algún tipo de discapacidad, es decir un 9%.
Si le sumamos que hay 4.4 millones habitantes de edad avanzada y 8.10 millones de habitantes en circunstancias transitorias derivadas de situaciones coyunturales que resultan discapacitantes, nos ponemos en un total de 16 millones, casi el 40% del total, de habitantes que se encuentran en alguna situación de discapacidad o limitación de acceso a la red.

Fuente: I Plan Nacional de Accesibilidad 2004-2012 : http://www.imsersomayores.csic.es/documentacion/documentos/registro.jsp?id=767

fraterno
js
Como el aire o la vida, la falta de libertad sólo se nota cuando ya es tarde para aprovecharla. Yo en 1995
soriano.jose@gmail.com
https://onairosjs.wordpress.com/
http://onairosjs.blogspot.com/
http://interred.wordpress.com/

Anuncios

Un comentario sobre “Un día como hoy 3 de diciembre: Capacidades diferentes, Internet y la interoperabilidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s