60/40 las medidas de la derrota (primera de tres)

Por José Soriano elmosquito.gif

alternativa1.gifDivirtiéndonos y con esperanza en el porvenir, mientras ayer en Castelar disfrutábamos la comida gourmet del día de la madre de mi suegra Noemí, decidimos en consejo familiar ampliado votar con la tijerita de Sabatella en la mano. La fórmula familiar es Cristina presidente, Stolbizer gobernadora (para derrotar al aparato que incluye al de Lilita) y Sabatella al poder(apostando al futuro). Mientras tanto, más por viejo que por sabio, sigo cada vez más preocupado por el día después de la elección.

esquemadeboleta.jpegSi ya sé que es complicado , que hay que cortar dos veces, pero ¿no es este un pequeño esfuerzo necesario?

ESQUEMA DE COMO CORTAR BOLETAPARA AGRANDAR LA IMAGEN HAGA CLICK EN ELLA

https://i0.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20071021/notas/na07fo01.jpg

Estoy medio harto, aburrido, empujado por el humor gris y los primeros calores que llenan a todos los que me rodean de fastidio. Configuran muy cercanamente, en la Argentina, como ya he visto en otras ocasiones en el resto de América Latina, un panorama teñido de sentimientos antes que de ideas. La oposición sin cuadros para gobernar se contenta con poder llevar algunas figuras al parlamento y dividir al país 60/40.

“La Hipocresía” que ha desatado la irracionalidad, es un mal de muchos y consuelo de tontos, asusta a los diarios que ven que se les fue la mano y ahora andan preguntando “moderadamente”, de acuerdo a los expertos: ¿Votar con el corazón o votar con el bolsillo? ¿Castigar los escándalos de corrupción o agradecer el bienestar reciente? ¿Apostar por los cien pájaros que prometen renovación institucional o quedarse con el ave de la continuidad que ya está en el gobierno?

“Es que no hay con qué darles”, me decían unos jóvenes militantes de JxI, más lúcidos e ilustrados que sus dirigentes. En los cuatro años y medio que gobernó el presidente Néstor Kirchner, la pobreza cayó del 54% al 23,4%, la indigencia del 27,7% al 8,2% y la desocupación del 17,8% al 7,7%. El índice de salarios creció el 89,4% y el alza en el consumo en los supermercados ya supera el 50%. La economía argentina se expandió a un ritmo de más del 8% anual y con exportaciones que este año superarán los US$ 50.000 millones. Aunque no se hayan resuelto estructuralmente los problemas de distribución de la riqueza, la pobreza y la autosostenibilidad del modelo el gobierno-mal que les pese a las volátiles clases medias urbanas-goza de muy buena salud.

En los blogs de los amigos, los comentarios hacen valer el peso en oro de la inteligencia colectiva y comienzan poco a poco a encontrarle la punta del hilo a la madeja: la pobreza (los niños de la calle), la ineficacia de la maquinaria del Estado (glenda), las generalizaciones (en Rosario y Santa Fé la cosa es distinta dice ADENOZ) . El mismo rosarino nos empuja a seguir reflexionando:

“No erremos el análisis, el ejercicio político es lo que asegura terminar con la desigualdad y el retroceso. La política es la mejor herramienta para lograrlo, al margen de los “buenos” o “malos” políticos. “

Mientras tanto, en la clase media después del desempleo, el “aumento de la violencia” que según Beatriz Sarlo es mucho menor que en Sao Paulo, París o Roma, es la mayor preocupación gracias a la mafia del conurbano que ha recuperado su padrino.

Para resolver el problema algunos, coherentes con su pasado, proponen trasnochadas soluciones de exterminio o re-localización de la pobreza. Pocos son los que se honran atreviéndose a mencionar algunas de las causas verdaderas, que están muy lejos de las discursivas.

De a poco la realidad nos despierta y deja ver el peso que ha tenido la demoledora máquina neo-liberal montada en los 70 y continuada por diversos gobiernos para exterminar el tejido social argentino. Una máquina que aún funciona en la cabeza de una clase media sin memoria, patria ni bandera.

Nos comieron, sobre todo, la cabeza. Los cuadros políticos y administrativos están concentrados alrededor de una concepción única, movimientista de la historia y de hacer política (que comparten todos, desde el peronismo hasta la coalición), pero cuyos cuadros se encuentran en los gobiernos. El resto, las segundas y terceras líneas, salvo contadísimas excepciones, dan pena.

Patalear no vale el esfuerzo cuando para muestra simple basta un botón. A veces hay que tener cuidado con lo que se desea, porque a la corta o a la larga se cumple, decía mi abuela. Si no me cree, miren el regalito que el obscuro deseo de la clase media porteña logró con su voto o su inconsciencia: compró a ratatouille en paquete cerrado.

El papel plateado venía prometiendo un Macri y eso es lo que exactamente han obtenido para administrar la ciudad: un Ratatouille que salvo al Guasón no tiene cuadros para gobernar la Capital y rasca el fondo de la olla para tratar de formar un equipo de gobierno.

Conociendo las internas opositoras, y sin faltar al respeto a nadie: la oposición por ahora sólo puede salir en la foto para decir aquí estoy , porque sin excepciones, sólo tienen cuadros para llevar al parlamento, pero no para gobernar.

Otra cosa son los que apuestan a la ciudadanía y van construyendo paso a paso una organización, fogueándola en los eficientes y participativos gobiernos locales que lideran como Sabatella, Fabiana Ríos y Binner.

Continuará, como en las comedias por entregas…

Enlaces pertinentes:

Comedor público en la provincia de Buenos Aires

Producción de la BBC – La otra Argentina que también vota

Gobierno de Argentina

Elisa Carrió

Cristina Fernández

Roberto Lavagna

Ricardo López Murphy

  1. onairosjs Dice:
    16/09/07 en 10:04 pm Opinar, puede opinar cualquiera, de acuerdo a su propia experiencia y saber. Por eso me atrevo osadamente a dar mi opinión. Porque no es más que eso: otra opinión.Me parece que en momentos tan cruciales como este para la Argentina, no es responsable emitir opiniones como si fueran verdades absolutas ni llegar a la caricatura del botox, el falo, o si Lilita se pinta psicóticamente los labios, como dijo una amiga ex arista preocupada y muy querida en el almuerzo de ayer.No es fácil responderle la compleja pregunta que me hace Flavia desde este comment, así que por respeto le escribiré esta semana algunas ideas y opiniones en mi blog. Le avisaré. Arriesgaré una respuesta light y rápida.

    Si debo responder al correr del teclado diría que ambas admirables mujeres argentinas son cuadros políticos de peso que jugaron un rol muy importante en la oposición en los 90, cuando no era sencillo serlo. Ambas son autoritarias y caprichosas. Le dan excesiva importancia a la imagen. ¿Como el resto de las argentinas, tal vez?

    Lilita no supo superar el exabrupto de la denuncia y no aprovechó la oportunidad de construir la alternativa democrática que una gran mayoría esperaba. Prefirió la fe ciega a la política real, y traicionó los valores del contrato moral al impedir la democracia y la participación interna en su partido de manera sistemática.

    Lamentablemente, se plegó a la mala opinión de un jesuita purpurado, que representa lo peor del poder real, antes que a la de su propia gente más valiosa, y saboteó su propio capital político.
    Se rodeó de caricaturales lopezreguitas, incultos y de pacotilla que la llevaron a ignorar a sus mejores cuadros, y reclamar solamente en cada elección un cheque en blanco.

    Recibió intacta la fe, la esperanza y la caridad de todos los decepcionados, y eligió irse, borocotear candidatos a dedo, antes que ser coherente con una visión participativa y moral de país.

    Lamentablemente, en mi opinión, juega a la ruleta electoral y no a la política, aunque se enojen mis muy buenos amigos de JxI.

    Por otro lado Cristina, con más suerte, siguió construyendo, no se desgastó personalmente en elecciones, hizo buenas leyes e iniciativas en el congreso, y durante mucho tiempo fue criticada por ser la ideóloga de los K. En un país machista tiene presencia, pasado y opinión propia y la dice alto y claro.

    Y si vamos a hablar en términos de esperanza, pese a quien le pese, nos guste o no, tiene todavía en sus manos una oportunidad real, que es la de todos, seamos o no sus seguidores.

    Todos los intereses del poder verdadero (menos los especuladores que siguen intentando golpes institucionales de desestabilización económica, como el de los bancos atacando concertadamente al dólar o la inflación) la respaldan, pues es la única garantía de gobernabilidad y gobernanza que tiene la Argentina en este momento.

    Todos los intereses del poder verdadero incluyendo los especuladores NO desean que gane en la primera vuelta.

    Hay mucha gente apostando a desestabilizar las instituciones a mediano plazo, y por eso están haciendo pruebas y ya tienen candidato en Macri gracias a los porteños ratatouille. Muchos indican que la vía que intentarán será el golpe institucional estilo Ibarra pues hay demasiado dinero como para intentar otro golpe desestabilizador y de hyperinflación

    Lilita hoy no es una opción real, es “funcional” y le dan pista para oponer alguna resistencia fácilmente derrotable en una segunda vuelta, pero el objetivo es no permitir que CFK pase en la primera vuelta.

    A los K les temen propios y extraños, por inclasificables y porque tienen una visión explícita, que podrán realizar o no son casi mesiánicos y herméticos. En mi opinión solo desean que los quieran. Nada más.

    Pero representan muchas más cosas de las que vemos a simple vista. La posibilidad de que haya por lo menos un recambio y una visión de largo plazo, un país un poco más moderno y eficiente con mayor distribución.
    No porque sean setentistas o K, sino porque es la única manera de garantizar gobernabilidad real de la Argentina. Si hasta Sarko y Alan García lo están intentando, por qué aquí ellos no lo harían?

    Si uno lo ve sin pasión, desde las distancias que impone la racionalidad o desde las cifras reales y relevantes, o desde el extranjero, esto parece evidente.

    Todos, y especialmente los peronistas de viejo cuño (incluyo a DeVido en esto), quieren condicionar su triunfo no permitiéndoles consolidar fuerza para realizar su visión y proyecto ganando en la primera vuelta. ¿por qué?, ¿por qué?.

    No siempre lo importante es evidente a los ojos si no usamos lupa o somos suficientemente curiosos para acercarnos a los muros a mirar las grietas.

    Mientras tanto, insisto que mientras permitan la construcción paciente de la CTA, Binner y Sabatella son verdaderas opciones políticas, y los K no son enemigos aunque no esté de acuerdo con muchas cosas.

    Trataré de dar argumentos en mi blog. Disculpen el atrevimiento.
    fraterno
    js

  2. onairosjs Dice:
    16/09/07 en 10:15 pm Me voy a ver el fútbol que es la única certeza que me queda: que puedo verlo digo.
    js
  3. lalectoraprovisoria Dice:
    17/09/07 en 1:10 am Corrijo. Según Oinarosjs, Carrió no es solo una marioneta de la oligarquía imperialista, sino también de la Iglesia. Otros comentaristas, como el cada-dìa-soy-más-kircherista Samurai, sugieren que también lo es de los militares. Y vaya saber de quién más es agente esta gorda.Me pregunto por qué esta obsesión para que CFK gane en primera vuelta si ganar en segunda vale lo mismo y hasta puede ser un poco más plural y democrático.Creo que una parte de la respuesta pasa por lo siguiente. Si se hiciera un referendum preguntando: ¿Usted quiere que CFK nos gobierne?, la respuesta mayoritaria sería NO. Pero la constitución dice que si los que dicen NO son menos del 60%, entonces es SI.

    Pero si el NO es todavía más del 60%, es decir, hay segunda vuelta, empezaría a aparecer cierto miedo, porque se demostraría que vivimos en una burbuja, un mundo falso en el que creemos que hay una inevitable mayoría kirchnerista.

    Pero hago otra pregunta. ¿Y si a fuerza de ir contra la gorda, el segundo llegara a ser Sobisch, con Blumberg de gobernador? Ya lo hicieron matando a Telerman y logrando que ganara Macri. Amigos progresistas, ¿no les da un poco más de miedo este escenario que la tan demonizada gorda? Pregunto, nomás.

    Ah, y a Ibarra no lo volteó una conspiración de la derecha. Fue su propia insensibilidad frente a las víctimas y la cama que le hizo Alberto Fernández (¿recuerdan a Farías Gómez, el folclorista confundido que le dio el último voto al enjuiciamiento?).

    Q

  4. onairosjs Dice:
    17/09/07 en 1:47 am Estimado Q,Me solicitaron mi opinión y he dado una rápida. No veo en su respuesta argumentos. Veo, sí, que subjetivamente interpreta mi opinión. Trata de descalificarla sin responderla.Como estoy en su casa guardo el respeto debido.

    En la argentina el problema no son los imperialistas. Son los argentinos que especulan. Los gerentes de los bancos que juntaron 400 millones y atacaron al dólar.

    Son Magneto que es argentino y sus intereses en telecomunicaciones, son los intereses agroindustriales que tienen un modelo de pais determinado y no desean que cambie.

    Lo que nos ocurre es la consecuencia de lo que hemos hecho durante décadas todos los que habitamos esta tierra. No solo los militares, o los peronistas, o los ….; TODOS.

    Cambiarlo no es como comprar un jugador o cambiar de entrenador. Aunque en ese caso también es necesario hacer ejercicio de paciencia y construir, siempre construir.

    A la Dra. Carrió, no deseo repetirme, le critico el desperdicio que ha hecho de su capital humano con fines puramente electorales; por NO permitir democracia dentro del ARI y por seguir como otros que son peores el manual de Bergoglio.

    Los argumentos subjetivos que vierte lo honran como un muy buen critico de cine hablando de política.
    fraterno
    js

  5. lalectoraprovisoria Dice:
    17/09/07 en 10:24 am Onairrosjs. No me venga con eso del respeto. Usted no ha mostrado respeto hacia mi persona. No le gusta lo que digo y me acusa de crítico de cine puesto a opinar de política, como si hubiera presentado un carnet equivocado para la tarea, distinto del suyo, el “objetivo” que es el habilitante (sea cual fuere). Se habla de política como ciudadano y como tal se reciben las críticas, no aludiendo a la profesión del adversario.En mi opinión, es usted el que descalifica las opiniones ajenas y dice vaguedades. Dice que se opone a Carrió por “NO permitir democracia dentro del ARI” y apoya a CK cuya concepción de la política es la negación misma de la democracia interna. Al menos la candidatura de Carrió es consecuencia de su propia voluntad y no de la del marido que a su vez fue candidato de la voluntad de Duhalde. Es un argumento curioso el del autoritarismo de Lilita (que no pongo en duda, pero en esta ocasión es un poco inoportuno por la comparación).No veo argumentos en su comentario, por lo que es muy difícil de responder. Usted afirma poseer información ajena al vulgo sobre la obediencia de Carrió a la política de la iglesia y las estrategias de los grandes intereses. Cuando va a lo concreto se equivoca como con lo de Ibarra. Sus invocaciones voluntaristas y fraternales a la construcción del país solo se respaldan en presuntas conspiraciones. Y su horizonte no es la democracia que proclama sino la subordinación a la política oficial, en las que usted confunde construcción con acumulación indiscriminada de poder.

    Cordiales saludos.
    Q

  6. onairosjs Dice:
    17/09/07 en 11:49 am Quintin,
    Lamento su reacción ante mi respuesta subjetiva que no procuraba ofenderlo sino responder con equivalente descalificación a la suya. Si lo he ofendido lo lamento no fue mi intención. Tiene razón, no es bueno levantar el dedito y ponerlo en la nariz de los demás. Es con verdadero respeto que le pido disculpas nuevamente, y es por eso que le respondo. Si no, lo dejaría pasar.He peleado mucho por cosas que valen la pena, y por ello trato de tener relaciones honestas y poco conflictivas y sólo pelearme cuando el objetivo lo merece. No creo que este sea el caso.Opino que se equivoca, pues yo no me opongo a la Dra. Carrio, me opongo a las acciones que la han llevado a desperdiciar la confianza y el capital humano que tenía. No vale la pena repetir los argumentos que ya he dado en los que doy mi opinión a mi leal saber y entender. Usted cree lo contrario, y me parece bien, no acepto que ninguna respuesta sea descalificatoria, ni maledicente, pues esa, creo, es la peor herencia que nos dejaron los 90.

    Sus opiniones. que son equivalentes a las mías o las de cualquier otro ciudadano, no tienen por qué gustarme o no. Yo no deseo imponer que Ud. o nadie piense como yo. Simplemente acudo a esta tertulia que ud. permite en su casa a vertir una opinión respetuosa que me solicitó Flavia.

    No apoyo a CFK, considero que no es mi enemiga simplemente por ser K. Trato de describir lo que veo. Analizar la realidad a partir de las contradicciones que muestra, permite encontrar cuáles de ellas son las principales y cuáles las secundarias. Así es como yo puedo actuar sin voluntarismo, ni por puro capricho desinformado, tratando de aportar al conjunto de pares una propuesta de acción positiva. Por mi historia, he aprendido que llorar en la vereda de enfrente y apuntar con el dedo no me es útil. Y no me gusta tampoco pensar que nada es posible y que lo único que queda es el abismo. Me niego a que mi boca lleve el rictus crispado de la amargura ;(

    Mi opinión no es ajena al vulgo, como Ud. dice, pues uso la información ha sido publicada en los diarios y en las revistas que Ud. también lee.

    Es posible que yo esté totalmente equivocado pues sólo se trata de mi opinión. En todo caso intento descubrir los intereses que se hayan detrás de la escena y que son evidentes en lectura simple de los diarios y revistas.

    No creo que haya conspiraciones. Creo que hay intereses y están a la vista si deseamos verlos. Mis argumentos puede leerlos en el comentario original y no veo que hayan sido respondidos. Descalificarlos no es argumentar.

    No me parece que sus acusaciones de que yo busque la subordinación a la política oficial sean justas, o razonables.

    Creo que para formarse una opinión es necesario permitirse a uno mismo la posibilidad de escuchar otras opiniones y estar dispuesto a cambiar las propias. Yo estoy dispuesto a escuchar siempre.

    Me atrevo a reflexionar finalmente sobre las virtudes de la paciencia y de la construcción de instituciones. No me parece saludable reducir la realidad a sólo lo inmediato menos en tiempos electorales como si fuera un partido de 90 minutos. Creo que las consecuencias de décadas de de construcción no pueden ser remediadas sin trabajo y horizonte de largo plazo, de generaciones.

    ¿No le parece que es posible construir positivamente y no contra de algo o de alguien?

    ¿No le parece que debemos empujar a los líderes a tener propuestas de largo plazo que no estén referidas a lo que otro no hace o ha dejado de hacer?

    ¿no le parece que es necesario superar el exabrupto de la denuncia y aprovechar el vacío y la oportunidad para construir una alternativa democrática participativa y no de aparato?

    ¿No le parece que hay que favorecer la democracia y la participación interna en los partidos y movimientos?

    ¿No le parece que hay que superar el autoritarismo y el dedaso?

    ¿No le gusta como construye democraticamente su fuerza política Fabiana Rios?

    fraterno
    js

  7. onairosjs Dice:
    18/09/07 en 5:20 am “Es la política entendida como una demostración de fuerza y no de ideas y de voluntad de convivencia.”Lo que dice Gene Tierney que firma como “Yo” en un comment un poco mas arriba, es tal vez la veta que no nos atrevemos a explorar pues implica compromiso profundo y no elegir sólo por la imagen.No es razonable esperar que otros nos convenzan. Debemos tomarnos el trabajo y el penoso compromiso personal de estudiar, en detalle, a conciencia, individual o colectivamente, lo que cada candidato propone.

    Exigirles a ellos que no haya solamente discursos o solo consignas en las páginas web, sino como en la de Lavagna un plan de gobierno para poder decidir.

    http://www.elisacarrio.com.ar/
    http://www.cristina.com.ar/
    http://www.presidentelavagna.com/

    Tal vez sea tiempo de dejar el comportamiento de manada pues es ahora cuando deberemos elegir si deseamos una sociedad enfrentada irracionalmente, no por que haya visones de largo plazo distintas, sino por intereses cada vez mas mezquinos. Sin debatir ideas sino solamente por el color de la camiseta con el único objetivo de ganar de cualquier manera. Como nos ocurre en este post, en que no estamos discutiendo que país queremos sino quién es “mejor” o “peor”, si Lilita o CFK.

    fraterno
    js

  8. onairosjs Dice:
    20/09/07 en 2:53 pm En esta democracia de rangos cada vez màs estrechos, es probable que en el futuro todas las elecciones se vayan decidiendo fyfty-fyfty.Pero es ahora, y no entonces, cuando debemos decidir si deseamos una sociedad enfrentada irracionalmente, no por que haya visiones de largo plazo distintas, sino por intereses cada vez más mezquinos, enfrentados no por ideas sino solamente por el color de la camiseta.

    Como en este post, en que no nos atrevemos a discutir qué país queremos, sino quién es “mejor” o “peor”, si Lilita, Lavagna o CFK.

    Como la historia se repite como caricatura, cada vez más las instituciones, es decir los partidos, frentes y coaliciones, se manejan como lo hacen las barras bravas. Da vergüenza ajena.

    No hay la menor voluntad de consenso ni debate de ideas en pos de la convivencia. Todo parece mezquino e irracional. Los aparatos mediocres ya decidieron entre ellos quiénes nos van a gobernar realmente, detrás de las caretas de CFK, Lilita o cualquiera de los otros. ¿No lo estamos viendo con Ratatouille?, ¿Quién votó al guazón para gobernar la ciudad?

    Al construir las listas prima el comportamiento de manada, que pelea para encontrar puestos para sus punteros y poco importa el proyecto colectivo.

    Finalmente, cuando ganan la elección, comienza el voraz reparto del botín que son los puestos en la administración sin importar si están calificados o no. De esto no escapa NADIE, y es inmoral.

    Todos iguales, regidos por la misma ley que desconoce al ciudadano, al bien común y a un porvenir.

    Ese es el verdadero debate que se nos escapa siempre. No enfrentamos proyectos de país. Enfrentamos personas y sus cortesanos.

    Tiene razón en lo que pide alita por ejemplo, “me gustaría saber a quién van a votar y porqué”, es el rango que la mayoría de los ciudadanos se resigna a resolver porque sabe que ya es tarde y el rango está cerrado.

    ¿No será que esta vez debemos estudiar personalmente, en detalle, a conciencia, individual o colectivamente, lo que cada candidato propone?

    ¿No deberíamos exigirles a los candidatos que desarrollen cuáles son sus planes de gobierno completos y no sólo consignas.?

    ¿No deberíamos exigir que se expresen todos en términos de convivencia, y no como hacen, tratando de ver la paja en el ojo ajeno, en contra de…?

    El “son todos unos corruptos” (como antes se decía “que se vayan todos”) deja sin ninguna opciòn al ciudadano; entonces, en ese escenario aparecen las figuras mesiánicas, cuyo único discurso es “soy yo o el abismo”.

    La polarización sin proyecto es muy peligrosa. Me parece irresponsable que dirigentes nacionales que se supone “inteligentes” conduzcan con fines solamente electorales buscando la polarización de mala fé en perjuicio de la gobernabilidad del país, y por lo tanto de nuestra calidad de vida.

    Sobre todo, cuando se trata de dirigentes que saben que no van a administrar en el período inmediato.

    Para decidir así, sólo “por que me gusta”, mejor propongamos una reforma electoral: que los diferentes candidatos recorran la ciudad tocando la flauta y se dirijan al río. Al llegar allí que alguién cuente cuantos seguidores tiene cada candidato y ese será el ganador. No será muy distinto a lo que estamos haciendo ahora. Por lo menos será más divertido y primaveral. Por ahí, quien te dice, también nos siguen las ratas y de paso resolvemos un problema real.

Anuncios

2 comentarios sobre “60/40 las medidas de la derrota (primera de tres)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s