MEDIOS : TERMINO EN SUDAFRICA EL ENCUENTRO DE LA ASOCIACION MUNDIAL DE PERIODICOS

Ensayan redacciones únicas para diarios en papel e Internet
Todos coinciden en generar redacciones más abiertas, ágiles y más democráticas.
Ricardo Roa CIUDAD DEL CABO ENVIADO ESPECIAL
rroa@clarin.com
Ver también : El Grupo Prisa apuesta a los medios digitales
ORGANIZACION. LA REDACCION DEL DAILY TELEGRAPH. TODO APUNTA A UNA MESA CENTRAL, COMO RAYOS DE BICICLETAS
Si había alguna duda, ha quedado despejada: la convergencia entre las redacciones de papel y digital es un nuevo paradigma en la industria de diarios. Nunca estuvo tan claro como en estos tres días de presentaciones y debates del 60º Congreso de la Asociación Mundial de Periódicos, el primero realizado en Africa y que acaba de finalizar aquí con más de 1.500 editores y ejecutivos de medios de un centenar de países.

La fusión es un proceso para ir de la redacción monomedia a la multimedia. De una definida por el producto a otra por el contenido y la marca. Como estas nuevas redacciones multimedia trabajan para diferentes plataformas (papel e Internet y a veces también para otros productos) tienen mayor agilidad para adaptarse a los gustos y cambios de los lectores. Y por tratarse de un proceso, no existe un modelo único de convergencia. Hay sí unanimidad en la conveniencia de hacerlo. Cada medio define el cómo, según su perfil e idiosincrasia y el tamaño de sus mercados en papel y en Internet. También por el desarrollo de sus redacciones y de quienes las llevan adelante. Después de años de buscar antioxidantes en la renovación de contenidos y los rediseños gráficos, la innovación en los periódicos pasa hoy más por la fusión de las redacciones. Aunque sea mucho más que eso. Editores clave del diario papel son destinados a la Web luego del largo divorcio entre los dos que fue así desde el comienzo como consecuencia de la burbuja de los 90. De la ilusión de que las ganancias de las compañías digitales se dispararían al igual que su valor. Había que mantenerlas separadas. Fue un modelo que se clonó en todas partes y que ahora se revisa con la misma intensidad.

En esta reunión de la WAN (las siglas en inglés de la Asociación Mundial de Periódicos) también hubo coincidencia a la hora de definir el objetivo de la convergencia: potenciar todos los recursos de las redacciones integradas para hacer un mejor diario de papel y una mejor Web informativa. Y que esa decisión es la más racional, sobre todo entre medios que tienen la misma marca. Fue en realidad una respuesta a quienes explican la fusión como un tránsito forzado del papel al mundo digital. Una necesidad del diario de papel frente a la pérdida de ejemplares, que ellos interpretan no como el síntoma de una crisis sino de una enfermedad terminal. Como es habitual, en la WAN hubo respuestas tranquilizadoras y hasta autocomplacientes a estas visiones catastrofistas. Como la que muestra que la circulación mundial de periódicos creció un 1,9% en 2006. La verdad es que se trata de un triunfo estadístico más que real: la cifra se explica por el lanzamiento de nuevos periódicos en lugares como China e India y, en menor medida, por la explosión de la prensa gratuita. El promedio baja en cambio si se mide la venta de diarios pagos en Japón, Europa y Estados Unidos.

Pero eso no implica que la mirada apocalíptica sobre el fin del papel no sea igualmente apocalíptica. La de quienes van a Internet como a una misa y profetizan un rápido agotamiento del modelo tradicional frente a la irrupción del diario gratuito online.

De labios hacia afuera algunos han dicho acá que los diarios pagos necesitan articular los negocios maduros en el mundo impreso con los nacientes y promisorios en Internet. En el fondo piensan otra cosa: que Internet es un nuevo medio y los diarios sobre papel están no sólo sulfatados sino condenados como dinosuarios en extinción.

La convergencia avanza en la construcción de una redacción multimedia que redefinirá la forma de trabajo y el perfil del periodista. Aunque muchos hayan abandonado ya por impracticable la idea voluntarista inicial de un periodista todoterreno. En realidad, un superperiodista capaz de escribir y montar equipos para sacar fotos, grabar y filmar. Y todo eso eficazmente. Debería trabajar para más de una plataforma, naturalmente, y desarrollar destrezas para el mundo digital. Pero esta redacción multimedia que hoy permite la tecnología está empezando de otro modo. Básicamente, alrededor de editores multimedia, que trabajan en el mismo lugar y en conjunto editan, controlan, coordinan y deciden todo el flujo informativo. Son cambios que se impulsan menos por la reducción de costos que por una mayor calidad y capacidad competitiva.

Redacciones más abiertas y democráticas y organizadas en un único espacio. Como la del diario inglés Daily Telegraph, que la diseñó en secciones dispuestas como los rayos de una bicicleta apuntando hacia una única mesa de edición. Para hacer una Web de 24 horas que da al lector información inmediata y otros valores agregados como audios, videos y debates. Y que funciona a la vez como una agencia de noticias para el diario de papel, que tendrá la obligación a su vez de editar un producto mucho más pensado y producido. En los dos casos, con calidad y confiabilidad. Que siguen siendo las mayores garantías para que el periodismo sobreviva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s