Gobierno-e: ¿TIR y VAN?;el concepto de valor en lo público

elmosquito.gif Por José Soriano

dameCon neumonía y con los ojos chinos como gerente de supermercado del barrio de esa comunidad en, Belgrano, me cuesta enfocar la realidad neblinosa y fría que asoma por la ventana aunque anoche haya ganado Boca. Pero veo y escucho, abochornado por la fiebre, y trato de darme cuenta. Trato de no hacer lo que debería. Guardar cama y silencio. ¿Que es el valor en la administración pública?; No hay que confundir precio, costo o ganacia con valor. Entonces aprovecho el tiempo y reflexiono sobre el tema del título aportando experiencias europeas de gobierno-e, pero mas precisamente Adele y MAREVA que son francesas. En septiembre este proyecto ha sido postulado para un premio europeo de buenas  prácticas.

Pase y vea que por ahora no es contagioso.

Gracias a la red, con mucha satisfacción y orgullo leo en los diarios peruanos que en el gobierno están trabajando en la creación y formación de “capacidades” distribuidas por todo el abrupto territorio de mi patria. Están formando recursos humanos, especializados en la creativa elaboración y gestión de proyectos que permitan hacer realmente eficiente la aplicación de presupuestos, de cánones y tributos orientados al ahorro estatal y el desarrollo ciudadano, que llega hasta el nivel de gobierno local.

La poca información periodística que he podido hallar hasta ahora indica que han creado un grupo de apoyo móvil, constituido por formadores entrenados, cuya misión es asistir en la formulación de proyectos locales para lograr así que los gobiernos locales sepan ejecutar presupuestos.

Innovador y brillante.

También observo que el obsoleto programa de presupuestos SNIP desde el 22 de mayo pasado, mediante el Decreto de Urgencia 015, por decisión del Gobierno ha sido declarado en reestructuración. Más recientemente se ha informado que los proyectos políticos y sociales quedarán, por ahora, fuera de las rigideces a que obliga dicho programa. Chapeau.

La aplicación concreta de un plan de Gobierno Electrónico en cualquier país de la región tiene, al igual que en todo el mundo, varios obstáculos que vencer. El primero es pensar en términos de una política de Estado de largo plazo, y sobre todo alejarse de las presiones de los modelos que impulsan los organismos internacionales y de los brillos efímeros que aportan los fuegos fatuos de la moda tecnológica.

Se debe:

  • Establecer estándares nacionales y la metodología de creación y aplicación que aseguren la interoperabilidad nacional y subnacional;
  • Promocionar (cacarear un poco más) las mejores soluciones de servicios de gobierno-e puestos en línea a partir de la satisfacción del ciudadano;
  • Identificar y analizar el costo de puesta en marcha, producción y mantenimiento, de los servicios de gobierno-e;
  • Proveer las bases de un marco que permita medir el impacto y el comportamiento de los servicios de gobierno-e; y
  • Producir un análisis económico del impacto de las aplicaciones de gobierno-e que incluyan el concepto de valor;

Lo que se ha realizado en países que llevan más tiempo en estas aventura de innovar la administración pública y que han invertido sumas impensables para nuestra región puede servirnos de referente, pero nosotros deberíamos construir nuestros propios modelos nacionales de aplicación de TIC (a las que personalmente prefiero llamar tecnologías de Innovación y Convergencia). Parece que el Perú está dando los primeros pasos en la buena dirección apostando a la educación.

Tal vez porque sus programas de gobierno-e se iniciaron antes, y seguramente porque invirtieron muchos recursos, Dinamarca, Alemania, Inglaterra y Francia, más generalmente en toda la Comunidad Europea, también diversos estados de los Estados Unidos, han dado entidad y una enorme importancia a modernizar e incorporar el concepto de “valor” del conocimiento.

Objeto de deseo, el conocimiento en su formato de transporte, la información, debe pasar de ser un bien que es posible esconder bajo la alfombra, restringiendo su uso e impidiendo su tránsito y distribución, a otro en el que “adquiere valor” sólo en caso de convertirlo en un bien distribuido, puesto a disposición de la sociedad para que le permita definirse, “con conocimiento”, a partir de relaciones sociales libres e informadas alrededor de las cuales se pueda organizar. Esto son principios básicos y esenciales.

Es a partir de estos valores participativos y de interacción social que el concepto de valor público aparece como nuevo eje protagónico de la gobernabilidad. Es por ello que los programas como el SNIP de concentración contable y de contralor de los presupuestos ya no cubren, como solían hacerlo en tiempos dictatoriales, todas las necesidades de una moderna administración pública.

Por ello es que es posible observar cómo los planes de “gobierno-e” europeo utilizan eficientemente la capacidad tecnológica para medir los proyectos de la administración de manera precoz, en su etapa de planificación, modelar su ejecución y auditarlos en tiempo real una vez producido su lanzamiento.

El concepto de valor público, lejos de excluirlos, asume que los ciudadanos tienen la capacidad y la libertad para expresar sus preferencias si están bien informados, formados y con conocimiento respecto a las actividades y resultados de la Administración Pública.

El concepto de valor público lejos de excluirlos, asume que los funcionarios públicos deben ser revalorisados consultándolos, formándolos en la búsqueda del ahorro, la eficiencia y en el servicio al ciudadano, todos como parte de un mismo sistema que los contiene. Nada nuevo, pero novedoso.

Se trata de recrear una relación transparente y distribuida entre ciudadano y gobierno, cuyo aspecto central es la capacidad de las administraciones y los administradores para orientar su trabajo hacia lo que más importa a los ciudadanos, y prestarles los servicios correspondientes que requiere. Lo nuevo está en que el funcionario y el ciudadano son consultados y su opinión es tomada en cuenta de verdad. Un ejemplo de ello es la satisfacción y valor social que tienen los mensajes que son leídos y comentados en las radios. Como veremos más adelante, en el programa de gobierno electrónico francés, esta capacidad de comunicación del ciudadano y el funcionario es fomentada y desarrollada.

Sólo así la ciudadanía percibirá que sus gobiernos generan valor público, por lo que apreciarán al gobierno-e y su eficacia, pues sabrán que la aplicación de tecnologías innovadoras son capaces de incrementar la cantidad de valor público que suministra la administración. El objetivo de esta situación es mejorar la calidad de vida, ser más efectivos en la provisión de servicios públicos, contar con una mejor capacidad de respuesta, y por supuesto consolidar la gobernabilidad.

Para entenderlo bien se trata de incorporar, junto a otro buen número de innovadoras reformas estructurales, los conceptos de ahorro, valor y rentabilidad pública incorporando a la gestión de lo público, algunos principios exitosos de la gestión empresarial.

En algunos países en las Escuelas de Gobierno se enseña a usar hojas de cálculo para trabajar en la evaluación de proyectos, no es de mi conocimiento si se han utilizado en el análisis de los costos y beneficios y retorno, que se obtienen en ellos usando las Tecnologías de Innovación y Convergencia.Sin embargo hay numerosos casos exitosos en la aplicación de TIC. Por ejemplo en Chile, el sistema de compras en línea abarató un 7% los precios que paga el Estado. La puesta en línea de los trámites permitió que las empresas reduzcan sus costos y esto, como ha sido demostrado, se puede cifrar. En Argentina el sistema de la AFIP, organismo recaudador de impuestos, que permite el pago en línea de impuestos generó un ahorro real de dos millones de dólares mensuales sólo en concepto de comisiones bancarias.

Mientras que en la región cada institución ha desarrollado algunas soluciones propias adaptadas a sus circunstancias, otros han aplicado el puro “cut and paste” y otros aplican soluciones generales.

Pero es bueno llamar la atención sobre algunos desarrollos en la Comunidad Económica Europea, donde se han generado verdaderos sistemas de planificación, desarrollo y control. Están apoyados en la experiencia de esos mismos gobiernos, diseñando aplicativos para ayudar a los funcionarios a desempeñar sus tareas revalorizando su función al hacerla más eficaz y cercana al ciudadano.

Podemos citar algunos de ellos como:

Alemania : Wibe (http://www.wibe.de)
Comunidad Europea: eGep http://217.59.60.50/egep/asp/E_Home.asp

Francia: Mareva Aplicada (Adele): http://synergies.modernisation.gouv.fr/article.php3?id_article=287&
EEUU: ACSI
Inglaterra: eGif, egov Talk (orientado a interoperabilidad);ç:http://www.govtalk.gov.uk/

El sistema Mareva creado específicamente para el proyecto ADELE de la administración francesa, es un método de análisis que permite identificar el valor de un proyecto, (VAN y TIR). Permite analizar 30 proyectos por semana y tiene otros criterios para analizarlos, que incluyen el político, dando mayor eficiencia al proceso de toma de decisión.
MAREVA significa Método de Análisis y del Valor, se trata de un método específico iniciado por la Agencia para el desarrollo de la administración electrónica (ADAE) y elaborado con la empresa Bearing Point que debe permitir medir, más allá de del simple retorno de la inversión, el valor de los proyectos de la administración electrónica que forman parte del ADELE 2004-2007).

Cuando se inicialmente se aplicó MAREVA a 40 proyectos piloto permitió generar 490 millones de euros de ganancia directa al Estado queinvirtió 188 millones de euros.

Se trata de medir el valor de un proyecto ADELE utilizando cinco criterios:

  • Definición específica del TIR : retorno de la inversión
  • Manejo del riezgo: (humano, técnico, financiero de los funcionarios, los usuarios, las organizaciones, etc.)
  • Beneficios externos (usuarios particulares o profesionales incluyendo lo social y político)
  • Beneficios internos a la esfera pública
  • Necesidad del proyecto (impulso político, reglamentario, indispensable técnicamente, incluyendo lo social y político…)

Pueden bajar una presentación del mismo en francés haciendo click aquí untitled-1-copy.jpg o directamente en: http://synergies.modernisation.gouv.fr/article.php3?id_article=287&

El programa francés de gobierno-es es muy interesante y digno de ser estudiado en profundidad pues realmente tiene el espiritu innovador y de aplicación muy completo. Aporta también una plataforma completa de educación de funcionarios presencial y a distancia que se llama CybEO que originalmente fué desarrollada por la sociedad privada CybEOsphere y adquirida en propiedad por “l’Etat” y sus fuentas puestas a disposición de quién desee bajarlas, están en http://admisource.gouv.fr.

El modelo norteamericano ACSI está más orientado a medir y calificar el rango de satisfacción de los usuarios del sistema que se desea analizar muy ligado a un set de soluciones basados en la calidad. (ver más en http://www.theacsi.org/model.htm) En otros países esta tarea se realiza mediante encuestas a los usuarios finales o mediante focus groups.
Por su parte el sistema eGif de Inglaterra está orientado a lograr la interoperabilidad fijando una serie de estándares en la función pública. (para ver mas: http://www.govtalk.gov.uk/interoperability/egif.asp

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s