OLPC, la guerra de los aparatitos y los falsos dilemas

Nativa Digitalmanu.jpg

Hoy, como don Pablo, he amanecido con el alma húmeda. Son las hojas del otoño que me recuerdan al enorme desperdicio de recursos que hacemos en América Latina y me pone de mal humor. Como todos, me acerco perezosamente al problema a partir de los “decires” ajenos, luego tomo partido emocionalmente, como en la cancha, y apuesto sentimentalmente a uno de los colores. Luego, … como casi siempre lo lamento. Pero todo no está perdido, por suerte esta misma mañana anunciaron que existirá una edición de Ubuntu para dispositivos móviles, llamada Ubuntu Mobile & Embedded Edition. Ya saben que cuando el río suena es porque piedras trae, a mí, en este caso, un poco más de esperanza.

Me he metido en el debate del OLPC en el Perú y no lo lamento. A pesar de que el tema no es OLPC vs Classmate pues en mi opinión no se trata de un debate de fierros, ¿o sí?, ya se han anunciado numerosas alternativas en este mismo blog tanto de lo que hay – bastante más que sólo dos opcionesy lo que vendrá. Las tabletas y pizarras sensibles conectadas a una PC también merecen ser estudiadas. ¿No será que elegimos la tecnología más por como luce, que para resolver problemas reales?

Una de las nativas digitales de la casa, mi hija adolescente, que sacó de su madre eso de no dejarme comprar porquerías, me empuja a intentar otra forma mas fresca de percibir la realidad. “Primero debes dejar de pensar que sabes tanto papá” – me dice – “y luego mirar el problema como si no fueras tú”, concluye.

Mirá la chiquilina, qué orgullo, “Vamo arriba que se puede”, como dicen los Uruguayos.


Antes que nada debo mirar la cancha para ver en que terreno estamos. Ubicar donde están las fortalezas y como podríamos aprovechar las ventajas que ofrece la convergencia de tecnologías. A partir de allí proyectar el porvenir, desde la realidad propia, sin copiar, pero sabiendo que hacen los demás.

¿Brechas o sistema?

Sin duda hay una brecha social que expulsa hacia los bordes a las mayorías encerrando en círculos crecientes de violencia a excluidos y excluyentes. También está la brecha de la edad o la que existe entre los nativos digitales y los que menosprecian las nuevas formas de comunicarse. La brecha entre información y experiencia en una dinámica social donde solo existe lo instantáneo ocupan un lugar creciente. Preocupa la brecha entre la innovación y la desidia conservadora del “cut and paste” que burocrático frenan el avance con trámites y regulaciones. La de la inocencia y la hipocrecia que la acorrala.  La que existe ente el sur y el norte, por el como, el cuando y el porqué se usan(¿desperdician?) los recursos. Pero toda la información existente da indicios que muchas de estas brechas van siendo saltadas por los usuarios que aprenden a usar tecnológía para resolver problemas colectivamente. Y están los teléfonos móviles o celulares, teléfonos 2.0 cada vez más inteligentes. Es la convergencia que se viene sin anunciarse.

información+ experiencia+educación, todo suma

En el debate sobre las nuevas tecnologías debe incluirse la urgente necesidad de “prepararse”para el porvenir inmediato realizando un buen proyecto educativo, que sea serio, que explícitamente busque la participación de todos los sectores tanto en la elaboración como en la ejecución del mismo, para que cuando llegue la nueva generación de dispositivos industriales estemos preparados. Esto implica tener una política de Estado y buscar consenso en las empresas y la sociedad para trazar un nuevo horizonte propio. Es decir tener una idea de país, de educación que nos lleve a un horizonte compartido. Recién allí comencemos a pensar en la tecnología.

No es serio que recién iniciemos el debate en el momento en que las cosas llegan. Sin planificación ni proyección.

Como ya se discute en todos lados las tendencias en la industria indican que Internet será la red pública, y pese a quién le pese, los europeos, norteamericanos y asiáticos ya están poniendo sus regulaciones, infraestructuras y servicios a tono. ¿Y nosotros? Esperando a ver que pasa, a ver que tienen a bien traernos las empresas, sin coordinación ni consenso. Anómicos. ¿Tiene que ser así?

¿Que significa?

Antes que nada significa que esto de la sociedad de la información hay que tomarlo en serio y que las equivocaciones se pagan con años y de atraso y aumento de la brecha social y mayor exclusión. No se olviden que tres meses en tecnología equivalen a un año de vida real. Lamentablemente empujados por los intereses, la desinformación organizada y la falta de tiempo para dar seguimiento a las tendencias hacen que los políticos y la población reaccionen ante la tecnología “emocionalmente”, sin información. Van implementando, usándola, sin memoria ni planificación. Como pueden, tocan de oído a falta del conocimiento en nombre del cuál actúan.

Entonces ¿que tecnología?

La tecnología que va a romper la brecha es la misma que usamos ya desde hace 30 años: el Internet convertida en la red pública gracias a su protocolo IP. Por que por fin la llegada de la convergencia y el anuncio “de triple play” o el “n play” están a la vuelta de la esquina.

Esto significa que todo serán datos y se abre un nuevo terreno a la verdadera competencia y nuevos modelos de negocios y participantes. En la practica para el usuario es que pagará una sola factura y por la misma vía le llegarán teléfono -fijo y móvil-, televisión digital e Internet podemos comenzar a ver una película en el televisor. También que la película que comencé a ver en el televisor la puedo seguir viendo mientras navego por Internet y si salgo a la calle en mi ¿teléfono 2.0? fijo-móvil conectado por 3G.

Un avance de lo que se viene son los celulares 2.0, un mix de tableta interactiva con celular dotado de voz sobre IP, local, nacional e internacional. Es decir teléfonos móviles con cada vez más inteligencia y libertad. Es decir con OS en software libre lo mismo que los aplicativos.

En esto el Perú es el país más atrasado de la región y la responsabilidad es del regulador y de la hegemonía depredadora que se les ha permitido a las empresas dominantes. (ver Contribución de la regulación al crecimiento de la telefonía móvil en América Latina, extraordinario estudio realizado por Jorge Dussán Hitscherich de la Universidad del Rosario, Colombia, o más simplemente el boletín “l@tin.tel” de Regulatel)

En el mundo real la próxima generación de “devices”,que ya está llegando en otras latitudes, viene toda con wifi IP incorporado(hasta los frigideres).

Los blueberry y las tabletas inteligentes – como las de dibujo, especie de mix de pantalla y ” hypermouses”- serán “la voz” en educación(habrán dos o tres por clase)acompañadas de un proyector y una PC conectada a la red y si hay producción local de contenidos manejadas por los celulares “hyperinteligentes” conectado por wifi, con software libre y aplicaciones realizadas localmente.

Si el Estado, y cualquier gobierno local o nacional, usara un poco de “inteligencia industrial” que sea positiva, de expertos no contaminados por intereses comerciales, podrían ver a simple vista cual es el porvenir próximo y tomar sus opciones con conocimiento de causa.

Repetimos lo ya dicho es necesario con políticas acertadas asegurar la libertad. Esto va desde la regulación, la investigación y la educación hasta garantizar una real múltiple competencia. El Perú no puede seguir tan retrazado y a contramano de la historia.

El mar será viejo pero todavía se mece…

Son pocos los mails que llegan a la lista de anuncios de Ubuntu, pero cuando llegan es porque piedras traen. Ayer apareció uno en donde el equipo de Ubuntu anuncia la creación de un nuevo subproyecto: una edición de Ubuntu para dispositivos móviles, llamada Ubuntu Mobile & Embedded Edition.

Según cuenta el mail, lo que gatilló la decisión fue el lanzamiento de un nuevo procesador de Intel de bajo consumo, el cual está diseñado especialmente para UMPCs, PDAs y Tablets con conectividad a Internet.

(…) Está claro que los nuevos dispositivos – pequeños, portátiles y tablets que poseen conectividad – van a cambiar la forma en que nos comunicamos y colaboramos. Estos dispositivos plantean nuevos desafíos al software de Código Abierto, ya que requieren interfaces gráficas innovadoras, una mejor administración de energía y mejores tasas de respuesta. (…) Para llevar a cabo esta misión, y en respuesta al desafío técnico que implican estos dispositivos, estamos anunciando el proyecto Ubuntu Mobile & Embedded.

A pesar de que en el mail no hacen mención alguna, parece bastante lógico que este proyecto irá bien ligado al desarollo del recientemente anunciado GNOME Mobile & Embedded Initiative. Claro, a menos de que este nuevo Ubuntu opte por vías alternativas como Matchbox (el gestor de ventanas que usa el OLPC). En todo caso, la coincidencia no puede ser tanta. Antes de seguir discutiendo si el OLPC, brillante y simpático en su mesh network propietaria, el elegante y más caro Classmate, o el resto de ferretería asiática. Se trata de saber como deseamos que sea el porvenir o no llegarmos a ningun lado, ¿no les parece?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s