La convergencia obligará a cambiar la regulación y el modelo de negocios de las telcos

donpepe.jpg

Señoras, señores!, por fin ha entrado al juego la televisión digital y la posibilidad abierta a los operadores de cable de ofrecer el combo de “triple play” ( telefonía, televisión, e Internet) por un mismo precio y con ello la posibilidad cierta de nuevas posibilidades de competencia en mercados hasta ahora cerrados a pocos jugadores. En este escenario el Internet por cable o por aire (wi-max) será la red pública y los operadores telefónicos deberán superar con inversión el peligro de convertirse en compañía de “utilities”.

En este nuevo escenario-como dice un amigo-“la regulación como los yogurt deberá tener fecha de vencimiento” y renovarse constantemente frente a la avalancha de nuevos servicios y presiones corporativas para fijar una política de largo plazo.

Telmex y Telefónica anunciaron casi simultanéamente en todos los países donde están presentes aparentes “servicios de triple play”. Aunque solo se trate de productos de estrategia comercial provocaron la inmediata reacción de los otros operadores, en México fué la queja de los concesionarios del servicio de cable que pidieron regulaciones claras y equitativas para las 400 compañías pequeñas que pretenden competir con Telmex, mientras que en la Argentina provocaron un debate generado sobre el marco regulatorio de las telecomunicaciones a partir del lanzamiento de del paquete de servicios con tarifa única de Telefónica. Un sector de los ISP argentinos analiza plantearle al Gobierno la necesidad de establecer “reglas claras”.

La respuesta no se ha hecho esperar, el presidente mexicano Felipe Calderón Hinojos declaró “Queremos que se sepa en México y en el mundo que la fuerza del Estado está puesta al servicio de la ley en este gobierno, para que México sea precisamente un país de leyes”. Pocas horas después el comisionado de la Cofetel, José Luis Peralta Higuera declaró que la regulación de las interconexiones en México será con absoluta certeza jurídica y equidad, afirmó anunciando pocos días después que para febrero de 2008 ya estará implementada y operando la portabilidad numérica en el país.

Lo contrario de lo que ocurre en la Argentina donde todos los que se acercaron hasta ahora al despacho del Secretario de Comunicaciones Lisandro Salas con alguna inquietud referida al servicio Dúo que anunció Telefónica, la respuesta fue la misma: “No tenemos nada que decir al respecto porque se trata de una cuestión comercial”.

Pero de lo que en verdad se trata es de que estamos ante los prolegómenos de la pelea por posicionarse de acuerdo a sus intereses corporativos frente a las nuevas oportunidades que ofrecen las tecnologías de innovación y convergencia (TIC) como se vió la semana pasada en la Cumbre Iberoamericana sobre TV Digital que se realizó en Cartagena de Indias (Colombia).

El secretario de estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información en España, Francisco Ros, ha dado a conocer las características y flexibilidad del estándar europeo DVB-T y ha compartido la experiencia española.

El impacto de la convergencia es que se van a generar nuevos modelos de negocios

En el encuentro de empresas de Internet organizado por la Cámara Argentina de Bases de Datos (Cabase) realizado en Buenos Aires en abril pasado, Edmundo Poggio, director de Estrategia y Evolución Tecnológica de la empresa Telecom, pronosticó que la convergencia recién llegará al mercado argentino hacia el año 2010, “para poder competir estamos invirtiendo 1,100 millones de dólares en infraestructura”, declaró.

El impacto de la convergencia es que se van a generar nuevos modelos de negocios”, que estará alimentado por “la publicidad, el comercio electrónico y los nuevos servicios que por una red única llegarán a distintos terminales”, describió. “Y van a ganar quienes integren y generen valor a las personas”, afirmó.

“Hoy estamos en la etapa comercial de la convergencia, con baja de costos, una misma facturación” y atención al cliente “pero sin agregarle valor. La convergencia irá in crescendo y esto implicará mayor productividad para las empresas, más innovación en servicios y más terminales”, dijo Poggio.

En su exposición, a la que asistió el secretario de Comunicaciones, Guillermo Salas, el ejecutivo de Telecom también observó que “la voz sobre IP en la Argentina está en la etapa comercial, se vende como un menor costo, cuando no es sólo eso sino ofrecer valor”.

Etapas

 
La competencia por el triple play se basa hoy en el precio, pero en el futuro deberá pasar por ofrecer valor agregado.
Será posible que si una persona está viendo un programa en la televisión, pueda terminarlo de verlo en otro dispositivo, como el celular.
También un sólo número servirá para contactar con esa persona, independientemente del lugar y del dispositivo que esté usando.
 

¿Cuáles son las etapas de la convergencia? Poggio describió la siguiente evolución:

  • Comercial
  • Redes
  • Terminales
  • Servicios
  • Aplicaciones

Pronosticó en ese sentido que para después de 2010 la convergencia “será real, con un funcionamiento armónico de los servicios sobre la misma red”, con nuevos actores y nuevos modelos de negocios.

Distintos terminales

Poggio descreyó de los pronósticos que auguran un solo equipo para ver TV, hablar y recibir datos. “No va a haber un solo terminal, ya se habla de las tres pantallas. La grande en casa (el televisor), la mediana en el portafolios (la computadora portátil) y la chica en el bolsillo (el móvil)”. En este caso, observó que “el desafío” será el paso sin problemas de las aplicaciones de una pantalla a la otra.

La tendencia está determinada por la cultura, no por el Gobierno ni por las empresas”, afirmó Poggio, en una implícita respuesta a los cableoperadores que rechazan el ingreso de las empresas telefónicas al mercado de distribución de contenidos. En ese sentido, destacó que mientras la regulación no permite a las telefónicas dar televisión, la “convergencia en la red ya existe”.

Advirtió entonces que la convergencia obliga a que “se entrecrucen los actores, algunos por cuestiones regulatorias se mantienen estancos, pero esas fronteras se van a ir disipando, y las aplicaciones terminarán adptándose para llegar a tres pantallas diferntes: la de la televisión, la de la computadora y la del móvil”.

Visión española
Una visión similar a la de Poggio se conoció hoy en la sesión del 9º Internet Global Congress, que se celebra esta semana en Barcelona, España, dedicada a examinar el futuro de las redes de telecomunicaciones.

En ese encuentro, Marcel Coderch, vicepresidente de la Comisión del Mercado de las telecomunicaciones, realizó un resumen de la situación actual del mercado español, dominada por una influencia creciente de los protocolos de datos en el campo de las telecomunicaciones, que han hecho que las posibilidades de transmisión se multipliquen y que el peso de la voz, el negocio principal de las telecos, se reduzca.

En ese marco, y según el responsable de la CMT, las operadoras miran de reojo a la posibilidad de terminar convertidas en lo que en el mundo anglosajón se denominan “utilities”, empresas de suministro eléctrico o de agua. Y acabar facturando así no por los servicios que prestan, sino por el flujo de datos.

Ante ese panorama, según informó el diario “El País”, Coderch aseguró que las grandes operadoras miran hacia los servicios de valor añadido como el siguiente salto en su estrategia. Un salto que no puede limitarse a empaquetar servicios dislocados y que no tienen nada que ver entre sí, como las ofertas conjuntas de Telefonía fíja, movil, acceso a Internet e incluso televisión, sino que debe consistir en la integración total (y real) de esas posibilidades.

Eso significa, ejemplificó Coderch, “que si una persona está viendo un programa en la televisión, pueda terminarlo de ver en otro dispositivo, como el móvil”, y que esto ocurra de forma fluida y sencilla. O que un sólo número sirva para contactar con esa persona, independientemente del lugar y del dispositivo que esté usando.

Pero para que esto se haga realidad, hacen falta redes nuevas, mucho más potentes, e inversiones de dimensiones gigantescas, que en muchos lugares no serían rentables y que en todo caso tendrían que abrirse a los competidores desde el primer momento, como impone la nueva situación de un mercado liberalizado.

En apenas una semana ha habido modificaciones muy importantes en España en lo que a ofertas se refiere. Primero Jazztel lanzó los 20 megas, después Superbanda y Wanadoo confirmaron que iban a lanzar una oferta similar con ADSL2+. Para hacer frente a la competencia Jazztel decidió rebajar el 50% de la cuota y ahora Wanadoo nos sorprende con una oferta en promoción de ADSL2+ 20 megas por sólo 20 euros.

Es aquí donde, siempre según Coderch, está la principal reticencia de las principales operadoras a realizar nuevas inversiones, y que obliga a que empresas y los reguladores estatales busquen una solución común.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s