pensamiento lógico+sentido crítico=innovación(2 + 2)

js-c.jpgCuando llegamos al sur hace algunos años nos llamó la atención la insistencia e importancia que le daban a las matemáticas en el sistema educativo uruguayo y argentino. Significaron varios exámenes y horas de estudio adicional para Manuela nuestra hija mayor. Las matemáticas nunca fueron muy populares en nuestra familia pero en los últimos años gracias a los libros de divulgación del periodista deportivo y profesor, el matemático Adrián Paenza, al cuál me he referido en otros artículos, parecen por fin haberlas popularizado. La experiencia nos ha mostrado que el pensamiento lúdico, las ganas de jugar en la vida, son las que al final producen mejores resultados prácticos a la hora de aprender esta- para mi- difícil materia.

 

En el siguiente enlace pueden encontrar una buena cantidad de presentaciones sobre matemáticas y escuela: http://www.slideshare.net/tag/matem-ticas/2

Aunque inmersos en nuestra compleja realidad no sea fácil pensar a largo plazo, si los peruanos deseamos tener un país competitivo hay que tomar las matemáticas más que en serio y comenzar a prestarles atención en nuestras proyecciones y planes. Primero y antes que nada, porque las multinacionales buscan talentos en esta disciplina en la región, y hoy destacarse en matemáticas es una ventaja importante en el momento de encontrar trabajo. En algunos casos es un filtro importante a superar como lo son la ortografía y la sintaxis (de las que yo carezco) cuando se trata de elegir empleados. En muchas empresas son tan importantes como el inglés y los idiomas.

¿Pero por qué? Tal vez porque las matemáticas enseñan a tomar decisiones y a aprender a elegir. También a entender que cada decisión que tomamos tiene consecuencias, y nos enseña a aceptarlas. Introduce la autocrítica y el optimismo sin dramatizar los errores ni los éxitos. Nos muestra el camino para entender que no hay fracasos sino experiencias que nos permiten aprender y mejorar. Como sabemos, en el Perú antiguo las matemáticas tuvieron un rol destacado y forman parte de nuestra cultura y diversidad que deberíamos rescatar aunque hayan sido depredadas por la colonia.

En un interesante artículo -muy corto para mi gusto- titulado “EL COLOR DEL DINERO”, la suave economista Silvia Naishtat de Clarín da cuenta de la creación en la bonaerense Villa Martelli de un centro de matemáticas público y gratuito para asistir a los jóvenes de las escuelas públicas. ” Los resultados son sorprendentes. Bajo la batuta del ingeniero Mario Petrucci, que consiguió el apoyo de un puñado de empresas, el centro ya es una incubadora de pequeños genios. Petrucci levantó un edificio tras una inversión de US$ 1,5 millón. Lo bautizó Pierre Fermat en honor al matemático del siglo XVII, un tiempo en el que se destacaron Descartes, Newton y Galileo. La fama universal de Fermat obedece a su teoría de los números y a uno de sus teoremas que recién se resolvió 350 años más tarde, en 1994″.

En países desarrollados, como los nórdicos, la matemática es cuestión de Estado. A lo largo de la historia, para los griegos y los árabes, el manejo de la matemática era lo que hacía la diferencia. Según Petrucci, la matemática otorga grandes ventajas prácticas. No sólo desarrolla el pensamiento lógico y el sentido crítico para interpretar la realidad y así buscar las mejores estrategias. “La matemática permite interpretar y anticipar decisiones. Y ayuda a perder el miedo a las dificultades desconocidas”, dice.

No conozco muchos matemáticos pero los que ejercen no se toman en serio y son personas con una visión optimista de la vida y la sociedad. Aunque en todo hay quién confirma la regla pues he trabajado en el pasado con uno que es todo lo contrario.

Si dos más dos siguen siendo cuatro, tarifas telefónicas más razonables permiten un mercado que se acerque a la saturación de la demanda y por ende a mayores beneficios para las empresas. Como se ha demostrado matemáticamente, y por simple sentido común, si la barrera de entrada tarifaria es muy alta se perjudica el desarrollo de un mercado más amplio e incluyente. Es decir, se obtiene como resultado un país menos competitivo.

Haga cuentas; la matemática es buen negocio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s